Sun
31
May
2009

Homilía Domingo de Pentecostés

Año litúrgico 2008 - 2009 - (Ciclo B)

¡Ven, Espíritu Divino!

Introducción

Seguimos en plena Pascua. Una mala interpretación de la presentación del acontecimiento pascual llevada a cabo por Lucas con pretensiones didácticas nos ha inducido a pensar la resurrección de Jesús, su Ascensión y Pentecostés como sucesos diferentes, pero sabemos que no lo son. ¿Cómo el encuentro con Jesús resucitado podría tener lugar sin la presencia del Espíritu Santo? ¿Cómo podría confesarse que Jesús es el Señor sino bajo su acción?
Estamos en el corazón de la Pascua. Y sólo ese mismo Espíritu cuya donación hoy celebramos puede evitar que la fe cristiana sea arqueológica admiración de una persona perteneciente a la Antigüedad para consistir, como debe, en la identificación con el eternamente viviente y hoy presente en nuestra Iglesia y en nuestro mundo.