Sun
5
May
2013

Homilía VI Domingo de Pascua

Año litúrgico 2012 - 2013 - (Ciclo C)

Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde.

Introducción

Estamos en el mes que tradicionalmente recordamos como mes de María. La Madre de Dios es fruto de la Pascua del Señor desde el viernes santo. En la cruz, Jesús nos la ofreció como madre y nos vinculó para siempre a ella como hijos. Es tiempo de leer el Evangelio de Jesús con María y renovar nuestra vinculación con la Madre de la Iglesia.

Acoger a María significa siempre acoger al Espíritu Santo, protagonista del tiempo de Pascua. Vivir a la sombra de la Palabra de Dios que tomó carne en su vientre virginal. Contemplar a y con María es volver a Jesús y al evangelio, porque María nos dice constantemente “Haced lo que El os diga”.