Evangelio del día
Vigésimo cuarta Semana del Tiempo Ordinario - Año Impar

Del día 15 al 21 de Septiembre de 2019

Porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido

Días de la semana

Dom
15
Sep

XXIV Domingo del tiempo ordinario Ciclo C

“Porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido”
Fray Manuel Jesús Romero Blanco O.P.

Introducción Lecturas Comentario bíblico Pautas para la homilía Infantil

Nuestros tiempos no son los mejores para la vivencia de la fe, pero este es el mejor tiempo porque es nuestro tiempo. Hoy, como ayer, la inocencia es lo que puede conquistar los corazones de nuestros contemporáneos.

Lun
16
Sep

Santos Cornelio y Cipriano

"Ni en Israel he encontrado tanta fe"
Fr. Antonio Bueno Espinar O.P.

“Vino a los suyos y no lo recibieron”. Esta es una llamada de atención para los bautizados. Necesitamos confiar plenamente en la Palabra pues en ella hay vida y es la luz que alumbra la realidad de nuestro ser y también de nuestro obrar

Mar
17
Sep

"Al verla, el Señor tuvo compasión de ella"
Sor Teresa de Jesús Cadarso O.P.

En los momentos de dolor ¿nos dejamos mirar por Dios e, incluso, tocar en aquello que ha muerto en nuestras vidas o, por el contrario, nos encerramos en nuestra pena y dolor sin salir del victimismo?

Mié
18
Sep

San Juan Macías

"¡No os parezcáis a niños caprichosos!"
Hna. Virgilia León Garrido O.P.

El mensaje de Jesús es exigente, no permitamos que los vaivenes de la vida, qué son normales, nos derrumben. Aceptemos las caídas y equivocaciones, y pidamos disculpas reiniciando la macha

Jue
19
Sep

"Porque tiene mucho amor"
Fr. Alexis González de León O.P.

Porque tiene mucho amor, es la razón que Dios ve para ofrecernos el perdón y la misericordia cada día sin someternos a juicios. Es la clave salvífica en la que Dios está presente en nuestra vida.

Vie
20
Sep

Santos Andrés Kim, Pablo Chong y cc.mm.

"Nada hemos traído al mundo, nada podremos llevarnos de él"
D. José Vicente Vila Castellar, OP

Huyamos de todo amago de codicia, convirtámonos en ardientes defensores de la fe y practiquemos la justicia, el amor, la piedad, la paciencia, la servicialidad, la delicadeza, y conformemos nuestra vida pensando más en los demás que en nosotros mismos

Sáb
21
Sep

San Mateo

"Sígueme. Él se levantó y lo siguió"
Fray Manuel Santos Sánchez

En cristiano, en cuanto a dignidad, todos somos iguales, nadie es más que nadie, nadie es superior a nadie. Todos tenemos la misma y sublime dignidad de ser hijos de Dios y hermanos unos de otros. Nadie puede mitrar por encima del hombro a nadie