Evangelio del día
Segunda semana de Cuaresma

Del día 8 al 14 de Marzo de 2009

Éste es mi Hijo amado; escuchadlo

Introducción a la semana

En esta semana segunda de cuaresma, después de la presentación que hizo la primera de la combinación de esfuerzo humano y gracia de Dios, se pasa a la situación tan real de pecado en el ser humano y perdón de Dios. En orden a ello lo primero que se le exige a hombres y mujeres es decisión de perdonar y de sentirse necesitados del perdón: no ostentando dignidad  y deseando puestos de primera fila o acumulando riquezas en las que pones tu confianza, ni tampoco creyéndose cumplidor exacto de las leyes –justo-  como se alcanza la gracia de Dios; sino viéndose necesitado de Dios y de los demás, pecador, y confiando en el Dios Padre. La parábola del hijo pródigo, lectura evangélica del sábado, es el resumen de todo ello. Las lecturas del viernes se separan un tanto de ese guión para manifestar el mayor pecado del ser humano, el atentar contra el justo hasta matarle. Este justo “destruido” será el que salve a sus asesinos. Junto al gran pecado, se expone el mayor acto de amor. El amor triunfa sobre el odio.

Fray Juan José de León Lastra

Fray Juan José de León Lastra
Convento de Santo Domingo (Oviedo)

Días de la semana