Evangelio del día
Vigésima semana del Tiempo Ordinario - Año Impar

Del día 16 al 22 de Agosto de 2009

Quien come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo em él.

Introducción a la semana

Es una semana de memorias obligatorias. De suyo habría que utilizar la lectura continua. Los dominicos y dominicas pueden utilizar el leccionario de la Orden y se encontrarán con lecturas propias en las memorias obligatorias de san Jacinto de Polonia y el beato Manés. Así como la de Santa María Reina. Bien está, aparte de la reflexión sobre las lecturas, que celebremos la memoria de santos y santos significativos de tiempos históricos distintos, de trayectorias personales diversas. En el siglo XIII la figura del misionero y predicador Jacinto de Polonia. El recuerdo del hermano de sangre de Santo Domingo Guzmán, el Beato Manés. La figura entrañable del doctor de la iglesia, San Bernardo, y la del Papa san Pío X a principios del siglo XX. La fiesta de María Reina es una fiesta que está en el calendario litúrgico desde el año 1955. Se la puede entender como tratar de celebrar el 5º misterio del Rosario, la coronación de María, a la semana de celebrar el 4º, la Asunción. La lectura evangélica ofrece textos de san Mateo cargados de hondura moral, que culminan con el precepto del amor, vivido todo desde la autenticidad, no desde la apariencia. Las primeras lecturas ofrecen en principio relatos de la historia del tiempo de los jueces. Los últimos días encontramos textos del bello libro de Rut.

Fray Juan José de León Lastra

Fray Juan José de León Lastra
Convento de Ntra. Sra. de Atocha (Madrid)

Días de la semana