Evangelio del día
Primera Semana de Cuaresma

Del día 17 al 23 de Febrero de 2013

No tentarás al Señor, tu Dios

Introducción a la semana

Transcurrido el tiempo introductorio de la Cuaresma, con este primer domingo, el de las tentaciones de Jesús en la página evangélica, estamos ya de lleno en este singular espacio, todo un privilegio para la escucha de la Palabra salvadora y su fuerza retadora.

Las ofertas de la mesa de la Palabra a lo largo de la I semana cuaresmal es de lo más sabroso para alimentar el corazón del seguidor de Jesús de Nazaret. Un párrafo del Levítico nos recuerda la vieja alianza de Dios con su pueblo, y la página final del evangelio de San Mateo, en el lunes, abre nuestros ojos al corazón compasivo de Dios que se manifiesta cercano en el servicio fraterno de cada uno de nosotros. A su vez, el martes nos provoca con la fecundidad de la Palabra, siempre eficaz, y la familiaridad de un Dios que se deja llamar Padre.

Jonás en Nínive y su predicación a favor del cambio de rumbo de nuestro corazón será el referente de las lecturas del miércoles. La preciosa oración de Ester y la recomendación evangélica a acudir al que puede socorrer nuestra necesidad es el argumento del jueves. El viernes, a su vez, señala el camino de vuelta al Señor –practicar el derecho y la justicia; reconciliación con el hermano-, cerrando la semana el sábado cuaresmal con el reconocimiento expreso de un Dios que amorosamente se ha apropiado de su pueblo, y del que no excluye a nadie que ha nacido de sus manos creadoras, y en cuyo ámbito de gracia no cabe la relación enemiga.

Ramillete de detalles de gracia los que nos ofrece la Palabra en esta primera semana cuaresmal, que auguran un recorrido hacia la Pascua esperanzador y rico en vivencias.

Fr. Jesús Duque O.P.

Fr. Jesús Duque O.P.
Convento de Santo Domingo de Scala-Coeli (Córdoba)

Días de la semana