Evangelio del día
Vigésimo cuarta Semana del Tiempo Ordinario

Del día 13 al 19 de Septiembre de 2009

Tú eres el Mesías

Introducción a la semana

Empieza  con la fiesta llamada “Exaltación de la santa cruz”. Expresión que exige una adecuada explicación: no se puede exaltar, ni decir de ella que es “santo” un terrible instrumento de suplicio. Al día siguiente recordamos a María, sufriente bajo esa cruz, suplicio donde ese ejecutado su hijo. La fe popular ha mirado detenidamente a los ojos dolorosos de María, se ha visto en ella cuando el dolor llegaba a su vida. Ambas celebraciones tienen lecturas propias. El resto de los días la lectura es continua. La primera lectura es de la primera carta de Pablo a su fiel discípulo Timoteo. Pablo se encuentra solo en Macedonia cuando la escribe, desea unirse a él. Mientras tanto le da consejos para ejercer su misión pastoral –es una de las cartas llamadas “pastorales”-. Las lecturas evangélicas de san Lucas abordan aspectos diversos: la incomprensión sobre Jesús porque sabe disfrutar de la comida, de la fiesta; la relación profunda entre amor y perdón; el seguimiento de Jesús que realizan ciertas mujeres y cómo le ayudan económicamente; para terminar con la gran parábola de la semilla-palabra y el modo de acogerla. Recordamos los dominicos a un silencioso y humilde santo, San Juan Macías, extremeño que se santifico en Lima en el tiempo de Rosa de Lima y Martín de Porres.

Fray Juan José de León Lastra

Fray Juan José de León Lastra
Convento de Santo Domingo (Oviedo)

Días de la semana