Jue
15
Ago
2013

Homilía La Asunción de la Virgen María

Año litúrgico 2012 - 2013 - (Ciclo C)

Acordándose de Su misericordia

Pautas para la homilía

  • “Ahora se estableció la salud”

Esta lectura del Apocalipsis es como una alegoría que emana luz por todas partes. Se nos presenta una pugna por la vida, en la cual, la intervención de Dios sale fiadora de la debilidad.

El libro del Apocalipsis es un canto convencido de la victoria de la acción salvadora del Señor.

La bondad nos libera para poder caminar la existencia reconciliados desde dentro hasta los límites de la historia.

  • “Por Cristo, todos volverán a la vida”

La primera discípula de Jesús fue María. En ella cuajó el Reino como una gestación y en ella resplandece la vida nueva que Jesús nos brinda.

No importa tanto lo que ella fue, cuanto lo que se dejó habitar, modelar, transformar. Ni fácil, ni difícil. Total abandono, total gratuidad.

En María contemplamos cristalizada la Palabra: la muerte superada, la vida cumplida, la pérdida como mejor ganancia, lo escondido fecundado, la escucha bendecida, el servicio que revierte en autenticidad, el silencio que colma de sentido cada gesto.

  • “María se puso en camino”

El relato de Lucas es un referente perfecto para contemplar el evangelio vivido. No se puede perfilar más ni mejor la identidad de un cristiano:

- La experiencia del amor de Dios no nos deja ensimismados, nos induce a buscar respuestas, a encontrar caminos, a compartir con los otros. Nos lanza a la historia.
- La vivencia de la confianza en Dios nos adentra en el gozo de acoger un envío, un servicio integral de lo que uno es para que los demás tengan vida con nosotros. El gozo no puede acallarse, busca cauces, se hace encuentro, relación, intimidad celebrada…
- La experiencia del actuar de Dios edifica nuestra dignidad, sostiene nuestra libertad, despierta nuestro sentido de justicia, aviva nuestra misericordia.