Dom
11
Dic
2022

Homilía III Domingo de Adviento

Año litúrgico 2022 - 2023 - (Ciclo A)

Alegría sin límite en sus rostros

Introducción

Seguimos en Adviento, que es la alegre espera del nacimiento de Jesús. Cuanto más cerca de nosotros está el Señor, mayor es la alegría. Pero con la Palabra que nos trae hoy su presencia, viene también la inquietud de buscarlo, esperarlo, y hacerlo presente. Este es nuestro reto en Adviento.

Por eso, esta Palabra, que es Jesús, nos interpela hoy. ¿Qué contempláis en Adviento? ¿A quién  esperamos  y  hacemos presente? ¿Cómo puede  evangelizar  la alegría?

  • He aquí vuestro Dios. Viene en persona y os salvará. Decid a los inquietos: Sed fuertes, no temáis. Los dominan el gozo y la alegría. Quedan atrás la pena y la aflicción(Is 35,4.10)
  • Esperad con paciencia y fortaleced vuestros corazones, porque la venida del Señor está cerca.(St 5,7)
  • Id a anunciar lo que estáis viendo y oyendo: Los ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y los pobres son evangelizados. ¡Dichoso quien no se escandalice de mí! (Mt 11,4-6)

¿Tienes tú y tiene el mundo actual,  necesidad de Jesús, el Salvador?

El Mesías que viene es el que evangeliza a los pobres, liberándolos y, devolviendo al ser humano la capacidad de ver, oír, conocer y amar la salvación. La paciencia y fortaleza, el gozo y la alegría, la liberación de los pobres, es posible, porque el Señor viene en persona,

Este domingo quiere despertar  en nosotros los sentimientos de alegría que produce saber que Cristo está cerca, y libera a los pobres de sus males.  Lo llamamos “Gaudete”, porque en él todo nos invita a regocijarnos, pero teniendo en cuenta, quien es la causa, especialmente para los más pequeños, débiles y sencillos.