Jue
4
Feb
2016
Somos herederos de Dios

Primera lectura

Primera Lectura: I Reyes 2,1-4.10-12

Estando ya próximo a morir, David hizo estas recomendaciones a su hijo Salomón: "Yo emprendo el viaje de todos. ¡Ánimo, sé un hombre! Guarda las consignas del Señor, tu Dios, caminando por sus sendas, guardando sus preceptos, mandatos, decretos y normas, como están escritos en la ley de Moisés, para que tengas éxito en todas tus empresas, dondequiera que vayas; para que el Señor cumpla la promesa que me hizo: "Si tus hijos saben comportase, caminando sinceramente en mi presencia, con todo el corazón y con toda el alma, no te faltará un descendiente en el trono de Israel.""
David fue a reunirse con sus antepasados y lo enterraron en la Ciudad de David. Reinó en Israel cuarenta años: siete en Hebrón y treinta y tres en Jerusalén. Salomón le sucedió en el trono, y su reino se consolidó.

Salmo

R/. Tú eres Señor del universo

Bendito eres, Señor,
Dios de nuestro padre Israel,
por los siglos de los siglos.R/.

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,
la gloria, el esplendor, la majestad,
porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra.R/.

Tú eres rey y soberano de todo.
De ti viene la riqueza y la gloria.R/.

Tú eres Señor del universo,
en tu mano está el poder y la fuerza,
tú engrandeces y confortas a todos.R/.

Evangelio del día

Lectura del santo evangelio según san Marcos 6,7-13

En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto. Y añadió: "Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa." Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

Reflexión del Evangelio de hoy

  • Ánimo, sé un hombre

La liturgia nos ofrece hoy un bello texto, en el que leemos los consejos que David, cerca ya de la muerte, da a su hijo Salomón: « ¡Ánimo, sé un hombre! ». Porque «siendo un hombre» tomará las decisiones correctas. Los consejos de David a su hijo no fueron los consejos de un rey al príncipe heredero, sino los de un padre a su hijo, para que su vida sea próspera en cuanto rey, y, en cuanto persona. David, con el auxilio de Dios, y, con su propio esfuerzo, valor y constancia, fue venciendo los obstáculos que aparecieron a lo largo de su vida.

Sobre todo, David quiso transmitir a su hijo que no solo tuviera un conocimiento intelectual de la existencia de Dios, sino que también tuviera una verdadera relación espiritual con El, con una vida llena de confianza, obediencia, y de total entrega a Yahvé, porque éste es el único modo de tener «éxito en todas tus empresas».

En nuestra vida debemos tener buena simbiosis entre lo divino y lo humano, ya que el hombre es un compuesto de alma y de cuerpo. No debe haber dicotomía entre lo divino y lo humano, esta es la base en la que el rey fundamenta los buenos consejos que da a su hijo.

David puso todo su empeño en consolidar a su hijo Salomón en este principio de vivir en presencia de Dios y de ser fiel a sus mandatos. Para “ser un hombre” debe tener, Salomón, la voluntad de hacer el bien, y, de hacerlo bien. Debemos destacar que, a pesar de su edad avanzada y de sus debilidades, David no se había apartado del pacto que Dios había hecho con él. Estos buenos consejos dados por David a su hijo revelan su grandeza de alma y altura de miras.

¿Mis consejos son buenos?
¿Comparto con mis hermanos mis convicciones morales y espirituales?
¿Ayudo a crecer, como persona, a mis amigos?

  • Dios nos envía

San Marcos nos presenta a Jesús en medio de su actividad docente, en Galilea, extendida tan sólo a un pequeño grupo de aldeas.

Y, Jesús quiere abrir el círculo, y extender a más aldeas su predicación. Para esto envía a los doce apóstoles que Él había elegido, y, los envía de dos en dos, con la misión de:

• Ser testigos vivos del mensaje de la Buena Nueva que van a predicar, para que con su testimonio de vida confirmen el Mensaje de Dios.
• Llamar a la conversión a todos los hombres.
• Deben de llevar lo imprescindible, renunciando a todo lo superfluo, a las provisiones, a la bolsa, al vestido y al dinero.
• Con esta renuncia confirmarán su mensaje: Dios nos ama, cuida de nosotros, y, ha venido a redimirnos.
• Deben permanecer en un solo lugar.
• Deben sacudir el polvo de sus pies si la Buena Noticia que transmiten no es acogida.

Hoy, en la Orden de Predicadores, celebramos la santidad de Catalina de Ricci, que, llena del fuego del Espíritu Santo buscó incansablemente la gloria del Señor.

Su amor a la Pasión del Señor la llevó a componer el "Cántico de la Pasión", una meditación reposada sobre los sufrimientos de Cristo. Sus "Cartas" son muestra de su profundo itinerario espiritual. Trabajó con solicitud en la atención de los enfermos. La extraordinaria abundancia de carismas celestiales, junto con una exquisita prudencia y un especial sentido práctico, hicieron de ella la Priora ideal. Con su vida proclamó que Dios es Señor del universo.