Noticia

Una estrella de versos en Segovia

A lo largo del 2018 se ha celebrado una serie de eventos para conmemorar el VIII Centenario de “Santo Domingo en Segovia”. Un amplio programa de actividades culturales, conferencias, oración y peregrinación se han ido sucediendo en el transcurso del año con la colaboración de la Familia Dominicana y la Diócesis de Segovia.

Como fin de los actos del VIII Centenario, la Fraternidad seglar de Segovia, junto a la Fraternidad de Atocha y las Monjas de Segovia han preparado, bajo el título “Música y poesía con aire dominicano”, una serie de conciertos y recitales de poesía a cargo de personas ligadas a nuestra familia dominicana. Se culmina así este centenario con la calidez de la familia y con los amigos que nos ayudan a sentir la belleza y armonía de la música y la poesía.

Por eso, el día 22 de Diciembre, coincidiendo con el aniversario de la fundación de la Orden, el dominico Antonio Praena recitó poemas en el Aula San Quirce, sede de La Real Academia de Historia y Arte, antes conocida como Universidad Popular Segoviana. En esta espacio, que ocupa una iglesia románica, Praena desgranó “Una estrella de versos”, siguiendo la tradición dominicana que relaciona la estrella con Santo Domingo.

Esa estrella estaba trazada por diversos vértices. En algunos de ellos Praena leyó poemas de Miguel D`Ors, Luis Alberto de Cuenca, Rocío Arana o Juan Meseguer. Se trata de poemas con fondo cristiano y lenguaje contemporáneo, que consigue, gracias al dominio estilístico de esos poetas, componer poemas de gran belleza en los que la espiritualidad cristiana se abre al mundo actual.

En la segunda parte de su intervención, Fray Antonio Praena leyó poemas de su propia obra. El primero de ellos fue “Toma en tus manos”, de su libro “Poemas para mi hermana” que obtuvo el Accésit del Premio Adonáis en 2006 y que acaba de ser reeditado por la Editorial Rialp.

De esa forma, la estrella dominicana se fue completando con poemas de su libro “Actos de amor” (Premio Nacional José Hierro 2011) en los que el amor familiar, el amor a Dios y el amor de la amistad dieron a la lectura un tono entrañable. En este sentido, figuras como San Francisco de Asís y Fra Angélico estuvieron presentes en este acto, gracias a poemas también entresacados de sus obras “Yo he querido ser grúa muchas veces” e “Historia de un alma”, libro este último por el que Fray Praena recogió hace un año también aquí en Segovia el Premio Jaime Gil de Biedma y al que luego han seguido los reconocimientos del Premio de la Crítica Valenciana y el Premio de la Crítica de Andalucía.

La dimensión religiosa y dominicana estuvo presente y suscitó aplausos emocionados en poemas como “Volver”, donde las obras de caridad cristiana se mezclan con la historia personal del poeta, quien se presenta a sí mismo como depositario de estos actos de amor por la gracia de la generosidad de los otros.

Una noche iluminada por la estrella de los versos y la fraternidad, que comenzó y culminó con una visita a las Madres dominicas, gracias a cuya iniciativa Segovia vuelve a recordar a Santo Domingo y se impregna de presencia y de poesía de raigambre dominica.