Evangelio del día
Trigésimo primera semana del Tiempo Ordinario - Año Impar

Del día 5 al 11 de Noviembre de 2017

Uno solo es vuestro Maestro, y todos vosotros sois hermanos

Introducción a la semana

Después de explicar cómo Dios ha vuelto a apiadarse del pueblo judío, que había sido marginado transitoriamente a favor de la salvación de los gentiles, Pablo prorrumpe en un himno de alabanza a los designios misteriosos y admirables de ese Dios que nunca se arrepiente de sus dones. Luego, expone la doctrina del cuerpo (místico) de Cristo, subrayando la diversidad y la complementariedad de los distintos dones o carismas que lo constituyen, entre los que destaca siempre el amor, que los resume a todos. Un amor que nos impide juzgar a ningún hermano: sólo Dios es nuestro juez. En los capítulos finales de esta carta a los Romanos, el Apóstol declara una vez más la peculiaridad de su ministerio entre los gentiles y se despide saludando y elogiando a muchos de sus colaboradores, hombres y mujeres, en la tarea evangelizadora.

La predicación de Jesús sigue mostrando las paradojas que caracterizan a los “ciudadanos del reino”: invitan desinteresadamente a quienes no pueden pagarles, acogen en el banquete a todos los marginados, renuncian a todo para ser discípulos del reino que Jesús anuncia, buscan a los perdidos y se alegran de haberlos encontrado, se valen de los bienes de este mundo, relativizándolos, para prepararse a disfrutar de la verdadera vida con Dios, conscientes de que “no se puede servir a Dios y al dinero”.

 Archivo Evangelio del día

Archivo Evangelio del día

Días de la semana

Dom
5
Nov

XXXI Domingo del tiempo ordinario Ciclo A

“Uno solo es vuestro Maestro, y todos vosotros sois hermanos”
Dña. Montserrat Escribano

Introducción Lecturas Comentario bíblico Pautas para la homilía Infantil

Nos recuerda algo que ya hemos escuchado en otras ocasiones: “no os dejéis llamar maestro, porque uno solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois hermanos." Y nos llama a estar al servicio de quienes nos rodean.

Lun
6
Nov

"Dichoso tú porque no pueden pagarte"
Fray Hermelindo Fernández Rodríguez

Jesús busca que sus seguidores seamos buenos, que busquemos ser creyentes, o sea, confiados totalmente en Jesús, y muy humanos, muy al lado de los demás. Con sentimientos y actitudes en la línea de los suyos, compasivos y misericordiosos. Cuidando mucho el corazón para que sea siempre de carne, como el de Jesús

Mar
7
Nov

Todos los Santos de la Orden de Predicadores

"Dichoso el que coma en el banquete del reino de Dios"
Fray Manuel Santos Sánchez

No podemos mirar solo para nosotros, para nuestro bien. Un cuerpo forma una unidad, una comunión profundamente intensa donde todos están al servicio de todos. Lo que le pasa a uno repercute en todos los demás

Mié
8
Nov

Aniversario de todos los hermanos y hermanas difuntos de la O.P.

"Quien no lleva su cruz tras de mí no puede ser discípulo mío"
Fr. Jesús Duque O.P.

Asumir la propia cruz es condición para seguir al Maestro. No es cuestión de penitencias extemporáneas, sino de asumir uno su propia condición y con tales haber y deber propios, seguir al Maestro con la cabeza bien alta y con los pies bien afirmados en la historia personal que tiene su horizonte esperanzador en el evangelio de Jesús

Jue
9
Nov

Dedicación de la Basílica de San Juan de Letrán

"Hablaba del templo de su cuerpo"
Dña. Rosa María García O.P. y D. José Llópez O.P.

Vayamos vacíos, pongamos en manos de Dios nuestras cosas, y dejemos que Él nos llene para llevar el agua viva a los demás. Seamos creativos, seamos portadores de la gracia y la fe que hemos recibido con alegría. Llenemos nuestro entorno de Dios

Vie
10
Nov

San León I Magno

"Que nuestras ofrendas agraden a Dios"
Monjas Dominicas Contemplativas

Dios es luz y es nuestro Padre, de modo que Jesucristo quiere que los cristianos seamos “eres luminosos”, hijos de Dios-Luz. Como hijos de la luz, estamos llamados a poner, todo lo que el Señor nos ha dado, al servicio del Evangelio

Sáb
11
Nov

San Martín de Tours

"Ningún siervo puede servir a dos amos"
Hna. Gotzone Mezo Aranzibia O.P.

¿Quién está en el centro de mi vida? ¿A quién se ofrece aquello que tengo y que soy? ¿Vivo ofreciendo apariencia, desde la arrogancia de quien se cree en posesión de la verdad y en el camino recto? ¿Me expongo plenamente a la acción de ese Dios que me conoce por dentro?