Evangelio del día
Semana Santa

Del día 17 al 23 de Abril de 2011

¡Bendito el que viene en nombre del Señor!

Introducción a la semana

La Semana Mayor del año litúrgico nos introduce primero, y nos permite celebrar después lo que constituye el centro del culto cristiano: el misterio pascual de la muerte y resurrección del Señor, fuente de nuestra redención.

De la primera parte (Lunes, Martes y Miércoles Santos) podemos destacar los cánticos del Siervo de Yahvé, del que tratan las lecturas del profeta Isaías (la más larga se lee el Viernes Santo). Hablan del sufrimiento del inocente (a quien Dios sin embargo sostiene, suscitando en él un abandono total a su voluntad), de su carácter mesiánico (= liberador del pueblo según las promesas de Dios), del alcance universalista de su expiación (es decir, de la eficacia purificadora y reconciliadora de su sacrificio en beneficio de todos los hombres, incluso de sus verdugos). Para los cristianos, ese siervo inocente es preludio profético de Cristo, entregado a la muerte para redimir los pecados de todos nosotros.

Precisamente el Triduo Pascual sigue los pasos de los últimos acontecimientos decisivos de la vida de Cristo. El Jueves Santo nos hace revivir la última Cena del Señor con sus discípulos: en ella Jesús establece la Eucaristía como banquete memorial de su inminente muerte en la Cruz; nos recuerda asimismo la institución del sacerdocio de la nueva alianza, que prolongará el cuidado del Buen Pastor sobre su rebaño, y nos inculca el amor fraterno que está en la base de la comunidad que él inició.

El Viernes Santo recorremos ante todo el camino de la Cruz y nos compenetramos con su significado salvador: la lectura de la Pasión relata el itinerario dramático que Jesús siguió hasta su muerte en el Calvario y su sepultura; la oración universal nos abre a la intercesión por toda la humanidad que él redimió de esa manera; la adoración de la Cruz nos permite expresar nuestro reconocimiento y gratitud hacia quien dio su vida por nosotros; y la comunión nos une íntimamente con ese misterio de amor, haciéndonos vivir de él.

Finalmente, la Vigilia Pascual nos introduce en la luz y el júbilo de la resurrección del Crucificado, culminación de todas las promesas de Dios que la Escritura nos recuerda y anuncio de la vida nueva que iniciamos en el bautismo y alimentamos en la Eucaristía, a la espera de su consumación en el reino definitivo de Cristo y de Dios.

Fray Emilio García Álvarez

Fray Emilio García Álvarez
Convento de Santo Tomás de Aquino (Sevilla)

Días de la semana

Dom
17
Abr

Domingo de Ramos Ciclo A

“¡Bendito el que viene en nombre del Señor!”
Fr. Pedro Juan Alonso O.P.

Introducción Lecturas Comentario bíblico Pautas para la homilía Infantil

Lun
18
Abr

"Éste es mi elegido, a quien prefiero"
Fray José Rafael Reyes González

Mar
19
Abr

"El Señor me llamó"
Fray Manuel Santos Sánchez

Jue
21
Abr

Jueves Santo

“Habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.”
Fr. Cesar Valero Bajo O.P.

Introducción Lecturas Comentario bíblico Pautas para la homilía Infantil

Sáb
23
Abr

Vigilia Pascual Ciclo A

“¡Oh noche maravillosa!”
Fray Martín Gelabert Ballester

Introducción Lecturas Comentario bíblico Pautas para la homilía Infantil