Noticia

Santo Tomás en la Universidad Católica de Valencia

1 de febrero de 2019

Fr. Alfonso Esponera pronuncia la lección magistra

El pasado 31 de enero se celebró una Eucaristía y un Acto Académico con motivo de la festividad de Santo Tomás de Aquino. El Cardenal Cañizares presidió la Eucaristía y en su homilía se refirió a este santo como aquel que “marcó el fin fundamental de la existencia humana: no se puede vivir de un modo mediocre según una ética minimalista, sino conforme a la verdad del hombre que es ser imagen y semejanza de Dios, tal y como Dios lo creó, lo quiso y lo redimió. Aquí radica la verdad del hombre donde se asienta la verdadera civilización y la auténtica antropología, que se encuentra en nuestra universidad”.

Por todo ello, “nuestra Universidad, si quiere ser fiel a lo que ella es, necesita volver a Tomás de Aquino, para encontrarnos y fundamentarnos en la síntesis que creó en su formulación de la relación entre la fe y la razón. Dios en todo. Fe y razón van de la mano”, indicó.

“Es un maestro que sigue siendo actual, y nos impulsa a ser verdaderos evangelizadores del pensamiento en nuestra Universidad. Un pensamiento nuevo donde no se contraponga fe y razón y no se olvide la realidad de Dios y del hombre; al contrario, donde se encuentre esa verdad de Dios y el hombre que haga posible una humanidad nueva hecha de hombres nuevos”, añadió.

“San Vicente Ferrer transmite una doctrina de salvación, no un saber especulativo”

La lección magistral corrió a cargo del dominico Alfonso Esponera, profesor de la Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia y de su Instituto Superior de Ciencias Religiosas, quien analizó la figura de santo Tomás de Aquino en la vida, escritos y sermones de san Vicente Ferrer.

En relación a las piezas vicentinas que presento, Esponera reconoció que su interés no radica “en una originalidad que quizá no se le puede atribuir, sino por la amplitud y la seguridad en sus contenidos doctrinales así como en sus aplicaciones a la vida práctica inclusive partiendo de la vida y obra de Santo Tomás”.

Y es que san Vicente, en opinión de este experto, “ante esa sociedad cristiana que considera que ha perdido su vitalidad interna es predicador evangélico, profeta de Jesucristo que por la fuerza misma de la Verdad divina que predica quiere alcanzar una conversión de las personas, una renovación de los ministerios y de las instituciones -eclesiales o no- y así sea una sociedad más cristiana, más espiritual y más armónica”.

Por todo ello, el valenciano “fue un predicador evangélico -hasta un profeta- que transmite una doctrina de salvación, no un saber especulativo. Fue un predicador que iluminó la vida y dejó interpelar por esa vida el mensaje salvífico que quería transmitir”, ha asegurado Esponera.

José Manuel Pagán: "Debemos ser luz de la verdad, especialmente con los jóvenes”

En el acto académico, que se desarrolló en el campus de Valencia-Santa Úrsula, participaron el rector, José Manuel Pagán; el vicecanciller, Esteban Escudero; y miembros del consejo de gobierno, profesores, estudiantes y personal de administración y servicios. Durante la sesión se impusieron los birretes a los nuevos doctores, la medalla a los profesores que se han incorporado al claustro docente y las distinciones a quienes llevan 15 y 25 años de trabajo en la casa y a los que se jubilan este año.

En su intervención, Pagán se detuvo en los retos de la UCV, entre los que ha destacado “ser luz de la verdad, de manera especial con los jóvenes que vienen a nuestra Universidad”, pero también “con la sociedad que nos rodea y a la que nos debemos”; una llamada que “nos impulsa a poner al servicio de la Diócesis y de la sociedad en general nuestros bienes intelectuales y materiales”.

Fuente: Archidiócesis de Valencia