Noticia

“Mientras la luz” se despide con la poesía de Ana Rossetti

1 de febrero de 2019

La clausura de la exposición ha tenido un broche especial. La poeta, dramaturga, y narradora Ana Rossetti, una de las voces más importantes de la literatura femenina en español, mantuvo un diálogo con el comisario de la exposición, Antonio Praena, al hilo del cual realizó una lectura de dos de sus libros más emblemáticos, “Punto Umbrío” (nueva edición de Huerga y Fierro) y “Llenar tu nombre” (Bartleby). En ellos Rossetti da cuenta de un itinerario amoroso y espiritual que culmina en una verdadera poética teológica.

En “Punto umbrío” recorremos el camino del amor en clave genuinamente agustiniana. Tres momentos se abren para este itinerario amoroso que arranca con una cita de Agustín de Hipona “He hecho de mí un enigma a vuestros ojos. / esta es mi trágica dolencia.” Movida por el deseo, la poeta alza el vuelo hacia el encuentro del amado. Pero apagada la luz del amor, escindida su presencia, el sujeto lírico descubre que no ha encontrado ni trasmitido su verdadero ser. Sólo puede alcanzar la captación del yo a través del tú; el sí del uno en el otro rompiendo la conciencia individual del para sí en conciencia del ser para el otro.

Sin embargo, gracias a la caída y al tránsito por la zona cero de las sombras, se hará posible de nuevo la ascensión y el deseo de resucitar en el Amor: ¿A qué esperas? / No rehúyo la luz. / Hágase”. La poeta acaba pidiendo al Amor -con mayúsculas, sí- que la revele, que la resucite. Que se haga en ella su voluntad. Ha travesado las tinieblas, y ahora reconoce este itinerario como camino predestinado para encontrar la luz, acto que se expresa en términos sanjuanista, siendo San Juan de la Cruz la otra gran referencia de este “Punto umbrío” en palabras de la autora.

Será en el libro “Llenar tu nombre” donde esa resurrección toma contenido. La poeta encuentra el camino de la vida en la vocación poética. Decir, expresar, “llenar” de imágenes, experiencias y alabanzas los perfiles del nombre del amor se convertirá en oficio, vocación y plenitud de la autora a partir de este momento.

Diálogo de Antonio Praena y Ana RossettiDiálogo de Ana Rossetti con Antonio Praena

En el diálogo, Ana Rossetti confirmó la relación entre vida y poesía que se despliega en su obra, entre sufrimiento e iluminación. Si bien nunca es exacta una identificación tal cual, pues la vida no se deja contener en las palabras y estas, a su vez, dicen otras cosas, viven otras vidas que no están precisamente en la mente de la autora, cuando llegan a los lectores. Es la paradoja y la grandeza de la literatura.

Igualmente, Rossetti compartió con los asistentes la importancia de atravesar los puntos umbríos de la propia biografía, pues el mundo, sin sombras, sería plano. Éstas nos llevan a apreciar el amor verdadero, la belleza que nos rodea, el misterio de existir desde una mayor gratitud y conciencia. Ello ocurre a veces de un modo más implícito y otras de manera más explícita, pues su obra no elude dejar constancia del horizonte divino sobre la que se construye, del Dios con el que habla.

Las pinturas de José Saborit han sido contempladas por amantes del arte, pero también por quienes han acudido atraídos por las actividades paralelas llevadas a cabo en los dos meses y medio de esta muestra. Cine, celebración de Familia Dominicana, una conferencia sobre arte religioso contemporáneo, presentaciones diversas de publicaciones literarias, recitales de poesía en diálogo con los autores así como visitas guiadas han atraído la atención de un público heterogéneo que, desde perspectivas distintas, se ha asomado a los horizontes abiertos por la obra de Saborit.

“Mientras la luz” se despide de O_Lumen con toda la gratitud a las personas que, tras un año y medio de trabajo, la han hecho posible.