Noticia

Tomás de Aquino, la influencia de un referente en el diálogo fe-cultura

30 de enero de 2019

  La Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia celebró el mismo 28 de enero la Fiesta de Santo Tomás de Aquino, patrón de escuelas y universidades, con una eucaristía y un acto académico.

  La primera de las citas de la institución universitaria fue en la cercana Iglesia del Salvador. Allí, el decano de la Facultad de Teología, Fr. Vicente Botella, presidió una misa en honor a Santo Tomás en la que le acompañaron, entre otros sacerdotes, el vicedecano Santiago Pons y el dominico Antonio Praena, profesor y protagonista de la conferencia que se iba a producir tras la eucaristía.

“Un hombre de comunión, de unidad y de paz”

  En su homilía, Botella definió a Santo Tomás de Aquino como “un hombre de comunión, de unidad y de paz”, un referente para creyentes y no creyentes. “La teología de Santo Tomás es un modelo del diálogo fe-cultura, de inculturación o de actualización del mensaje evangélico”, explicó Vicente Botella. Para el Decano, el Aquinate “reconcilió personas e ideas que parecían distantes, acercó la fe a la cultura, Dios a los hombres, y además unió a éstos entre sí”.

  En el cambio de época en el que nos encontramos en la actualidad “son múltiples las crisis de calado global que habitan nuestro mundo”, dijo Botella. Esa realidad “crea muchas polarizaciones, enfrentamientos y conflictos que no atinamos a resolver”. En este contexto la Iglesia debe hacer frente a una nueva etapa de evangelización y en esta tarea, citó el Padre Botella al Papa Francisco, “los centros de estudio eclesiales están llamados a jugar un papel estratégico”. Éste ha de ser “un papel de encuentro, de diálogo, en el que a la luz de la buena hermenéutica del Evangelio se abran sendas de esperanza para todos, creyentes y no creyentes”, dijo el Decano de la Facultad de Teología San Vicente Ferrer.

  En la búsqueda de resolver las crisis que vivimos “hace falta construir liderazgos que marquen caminos”. “Tomás de Aquino fue en su momento un líder, o un influencer como se dice ahora”, apuntó Botella, una figura que señaló con su forma de entender la Teología “una tendencia a seguir, la comunión fe-cultura”. Por ello “la Iglesia lo propone como modelo de su misión intelectual”.

  Durante la eucaristía, los cantos fueron interpretados por la Coral Harmonia Polifònica de València.

  Tras la celebración eucarística, el salón de actos acogió la conferencia La esperanza en Santo Tomás. Una propuesta para el mundo contemporáneo, a cargo de Fr. Antonio Praena Segura OP. Fue presentado el orador por el director de la recién creada Cátedra Santo Tomás de Aquino, el también dominico Fr. Martín Gelabert Ballester.

  Este es el esquema que utilizó el ponente:

Introducción. Por qué santo Tomás; por qué la esperanza

La esperanza según Santo Tomás

1.1. -La esperanza, como pasión sensible

1.2. -La esperanza humana

1.3. -La esperanza virtud teologal

1.3.1. -Es virtud

1.3.2. -Objeto de la esperanza teologal

1.3.3. -Sujeto de la esperanza

Notas de la esperanza humana y teologal

Primera, que sea un bien; pues, propiamente hablando, no hay esperanza sino del bien, y en esto difiere del temor, cuyo objeto es el mal. —Segunda, que sea futuro, porque la esperanza no se refiere al bien presente ya poseído; y en esto se diferencia del gozo, que se refiere al bien presente. —Tercera, que sea algo arduo y de difícil adquisición, pues de nadie se dice que espera una cosa mínima y que está en su poder conseguir inmediatamente; y en esto difiere la esperanza del deseo o anhelo, que se refiere al bien futuro en absoluto, y por lo mismo pertenece al concupiscible, mientras la esperanza al irascible. —Cuarta, que ese objeto arduo sea posible de obtener, porque nadie espera lo que en manera alguna puede conseguir; y es esto difiere la esperanza de la desesperación (I-II q. 40 a. 1).

1º.- La esperanza es siempre de un bien

2º.- La esperanza lo es de un bien futuro

3º.- La esperanza lo es de un bien difícil

4º.- … pero juzgado como posible

Aportaciones de la esperanza para el mundo contemporáneo

3.1. -Horizonte teleológico

3.2. -Eudemonista y personal

3.3. -Su condición de virtud, algo más que un simple deseo

3.4. -Lo arduo: todo lo importante es difícil, y todo es importante

3.5. -Lo posible: entre la desesperación y la violencia

3.6. -Entre la fe y el amor

3.7. -La voluntad, entre el intelectualismo y el sentimentalismo

3.8. -Entre la presunción y la desesperanza.

 

Fuente: [FACULTAD DE TEOLOGÍA SAN VICENTE FERRER]