Noticia

Santo Domingo confió esta imagen de la Virgen María a dominicas en Roma hace 800 años

3 de marzo de 2021

  [aciprensa] Hace ochocientos años, un Santo Domingo de Guzmán descalzo llevó una imagen de la Virgen María por Roma, confiándola a una nueva comunidad de religiosas dominicas de clausura, quienes han conservado el icono dentro de los muros de su convento hasta el día de hoy.

  El icono, conocido como la Advocata (abogada o defensora), puede encontrarse actualmente en una pequeña capilla en el monte más alto de Roma, en la iglesia de Santa María del Rosario en Monte Mario.

  Mientras Santo Domingo llevaba el icono de madera de tilo la noche del 28 de febrero de 1221, dos cardenales delegados por el Papa Honorio III acompañaron al fundador de la Orden de Predicadores, y 42 religiosas los siguieron en procesión camino a su nuevo convento.

imagen advocata maria roma 1Imagen de la Advocata. Iglesia de Santa María del Rosario en Monte Mario. Crédito: Paul Badde / ACI Prensa.

  En sus 800 años de historia, esta comunidad dominica romana solo se han mudado en dos ocasiones: una en el siglo XVI y luego en el siglo XX. Las religiosas están ubicadas desde 1931 en el Monte Mario.

  Actualmente hay ocho religiosas dominicas en el convento, que participan en la misa dominical detrás de una rejilla a la izquierda del altar. Junto a ellas se encuentra su atesorado icono mariano, también detrás de una reja.

  Los visitantes pueden venerar el icono después de la celebración de cada eucaristía.

  El convento cerró al público desde inicios de este año, después de que todas las religiosas se enfermaran de coronavirus, pero abrió después de que se recuperaran.

  Incluso detrás de las barras de las rejas, el icono tiene una mirada penetrante. La imagen data de al menos el siglo VII, y se ha venerado durante siglos con la tradición de que fue pintada por San Lucas, el Evangelista.

imagen advocata maria roma 2Imagen de la Advocata tras rejillas en iglesia de Santa María del Rosario. Crédito: Paul Badde / ACI Prensa.

  Antes de 1221, el icono se conservó en el convento de Santa Maria en Tempulo, cerca de la Vía Apia, tras haber sobrevivido la iconoclastia en Constantinopla, que destruyó la iglesia donde estaba colocada originalmente.

  La ubicación del icono en la actualidad, en un pequeño convento encima de un monte más allá del alcance de la mayoría de turistas, ha hecho que permanezca relativamente desconocida. Tras llegar al convento, los visitantes acceden a la iglesia pasando a través de dos pasajes estrechos.

Un reflejo del escondite divino mismo

  Paul Badde, autor de “The Face of God: The Rediscovery of the True Face of Jesus” (El rostro de Dios: el redescubrimiento del verdadero rostro de Jesús), un libro sobre la reliquia del manto de la Verónica, describe este icono relativamente desconocido de la Advocata como “un reflejo del escondite divino mismo”. “Está casi tan oculto como lo estuvo el Todopoderoso en sus grandes hechos salvadores, desde su ‘sombra’ de la Madre de Dios hasta el nacimiento de su Hijo en una cueva en las afueras de Belén. Casi todos los demás iconos de Roma son más conocidos”, comentó.

  Uno de los iconos marianos más visitados es la “Salus Populi Romani” en la Basílica de Santa María la Mayor. El Papa Francisco visita esta imagen antes y después de cada viaje papal.

  El hoy papa emérito Benedicto XVI rezó ante la imagen de la Advocata durante una visita al convento en Monte Mario el 24 de junio de 2010.

imagen advocata maria roma papaBenedicto XVI reza ante imagen de la Advocata. Crédito: Vatican Media.