Noticia

Hablando sobre personas sin hogar en el albergue San Martín de Porres

12 de febrero de 2017

  “Las personas sin hogar” es el título de la charla ofrecida por Fr. Antonio Rodríguez, OP el pasado sábado 11 de febrero. La ocasión, una iniciativa de la Fraternidad del Albergue, que quiso sumar su aportación a los actos de conclusión del Jubileo Dominicano (aunque por problemas de agenda, hubo de posponerse) desde su mismo ámbito natural: la realidad del Albergue.

Una realidad viva y humana sobre la que existe una responsabilidad pública

  Con casi dos horas de sesión que no se hicieron sentir, el ponente, director de la Fundación San Martín de Porres, demostró su amplia solvencia al exponer la cuestión de las personas sin hogar como una realidad viva y humana; una realidad viva y humana sobre la que existe una responsabilidad pública. Una ilustrativa presentación de la evolución de las formas con que la responsabilidad pública se ha aproximado al problema de las personas sin hogar centró la primera parte de la ponencia. En su discurso, el ponente quiso resaltar el que la resolución de esta problemática necesariamente requiere de un adecuado enfoque de políticas públicas, - a cuyo tenor mostró una comparativa de políticas europeas - y de una adecuada coordinación de los diversos agentes y sectores involucrados; todo ello, en atención a una realidad que hoy se percibe mucho más amplia y diversificada que en épocas anteriores.

  Como puesta en práctica de este enfoque, la segunda parte de la sesión consistió en una presentación bastante exhaustiva de una iniciativa concreta, la que la Fundación San Martín de Porres ha venido desarrollando desde hace décadas. La evolución que esta institución ha experimentado desde sus orígenes en 1962 es bien representativa de los distintos enfoques que desde la sociedad se ha tenido sobre la cuestión de las personas sin hogar.

  Un breve diálogo puso el broche a una – a juicio de los asistentes – muy interesante sesión, que concluyó con una reivindicación del ponente del estilo cristiano y religioso al gestionar la problemática de las personas sin hogar, ante una tendencia progresiva a la mercantilización de de las iniciativas.