Noticia

Javier Lostalé: “A la libertad de espíritu que emana de los dominicos”

13 de mayo de 2019

  Eran muchos los jóvenes poetas -y no tan jóvenes- que acudían a Velintonia, la casa de Vicente Aleixandre en Madrid, para participar del magisterio de nuestro Premio Nobel, su sabiduría y su amistad. Pero pocos gozaron de una intimidad tan estrecha y fructífera como Javier Lostalé. “Tantos años hablando de amor con Aleixandre cada dos semanas sin que nunca el poeta de la Generación del 27 se repitiera da cuenta de su profundidad creativa”- dijo Lostalé en la conversación en O_Lumen, dentro de las actividades paralelas a la exposiciónLa zarza ardiendo.

  En efecto, el poeta, crítico y periodista leyó para los asistentes poemas de su entera trayectoria y compartió un sinfín de anécdotas que, como ocurre en su obra, son algo más que acontecimientos intrascendentes: nos Llevan desde la vida, sus trasuntos cotidianos, a lo universal, a eso que afecta al ser humano en sus cuestiones más trascendentes: el tiempo, la muerte, el amor, Dios…

  “Tuve una etapa muy religiosa en mi vida. Llegué a confesarme a diario; en ocasiones, varias veces al día. Pero esa culpabilidad no era sana. Hube de romper con la formación religiosa recibida”. Sin embargo, en su últimos libros -confesó- hay una cada vez más ascendente búsqueda y expresión espiritual. “Busco el amor, como entrega, no cualquier amor. Y eso es algo central en el cristianismo.”

  Precisamente, el autor de Jimmy, Jimmy, y Cielo compartió con los asistentes que la poesía lo ha reencontrado con los otros, le ha llevado a la gratitud, a la experiencia del amor desinteresado y al atisbo de lo invisible.

javier carballo javier lostale antonio praenaJavier Carballo, Javier Lostalé y Antonio Praena

  Javier Lostalé, poeta perteneciente a la generación de los años setenta, ha publicado ocho poemarios, cinco de ellos reunidos en La rosa inclinada. Obra reunida. 1976-2001, (Calambur)​ También es autor del libro de reflexión literaria Quien lee, vive más(2013).

  Su calidad poética quizá ha sido eclipsada por su intensa aportación mediática. En la década de 1970 empezó a colaborar en Radio Nacional de España. Ha presentado El Ojo Crítico y codirigido La estación azul.​ También ha colaborado en el espacio de radioteatro Historias de RNE. Por su labor en la promoción de la lectura recibió en 1995 el Premio Nacional al Fomento de la Lectura a través de los Medios de Comunicación.

  En su último libro, Cielo (Fundación José Manuel Lara, 2018), el crítico Diego Doncel contextualiza la realidad cronológica del poeta y lo sitúa como "uno de los más intensos de su generación". Cielo constata una búsqueda y una introducción en la experiencia de la redención.

  Tras su lectura, este poeta periodista con una visión privilegiada de cuanto sucede en la prensa cultural española ha enviado un mensaje de gratitud “a la libertad de espíritu que emana de los dominicos”.