Los gozos mesiánicos

Textos para una paraliturgia de gozo con Jesús, José y María

En la vida del hombre cada edad tiene su ritmo. En la espiritualidad, lo tiene cada fase de celebraciones. Y en las celebraciones, los ciclos litúrgicos marcan el compás de las meditaciones sobre los misterios , entonan las alabanzas y suplican los perdones.

En este ciclo navideño de misterios, meditaciones y alabanzas place al alma piadosa detener la mirada contemplativa en las escenas evangélicas del nacimiento e infancia de Jesús, con sus profundos gozos(y apuntes de dolorcillos y tenues resplandores degloria, que nunca faltan) acompañando a María en sus reflexiones, silencios, suspiros de amor y gracia.

De ese modo los sentimientos, emociones, lecturas, alabanzas y encuentros con Cristo y con María que nos ofrece la Liturgia bíblica-eucarísticase prolongan en paraliturgias rosarianasde la más pura teología.

A imitación de los tradicionales "misterios gozosos" , haremos cinco jornadas, cinco estaciones, cinco visitas, cinco momentos de interiorización, colocándonos ante la imagen o escena evangélica narrada, y allí compartiremos la buena noticia de la Navidad.