Ejercicios espirituales online I

Esta propuesta de ejercicios espirituales es una guía para las personas o matrimonios que deseen avanzar en su relación con Dios y mejorar su vida. Se trata de una experiencia de oración flexible que se adapta a nuestra rutina habitual.


Al empezar

  1. Ponerse en Presencia de Dios:está aquí.me ama, me mira
  2. Un Padrenuestro, despacio
  3. En silencio: adorar
  4. Humildad, sentirse dependientes de Dios. Necesitados de todo
  5. Nos acercamos al trono de la misericordia
  6. Dar gracias: Por la vida que tengo. Por el día de hoy…
  7. Pedirle perdón.
  8. Pedir la gracia de vivir este día de Ejercicios Personalizados.


Día 7: Dios quiere que viva en armonía y serenidad

Dios quiere que viva en armonía y serenidad. Juan Pablo II: “Toda persona tiene derecho a vivir en serenidad”.

         ¿Tengo serenidad-equilibrio?
         ¿transmito serenidad, paz, alegría?
         ¿Cómo estoy de mal genio?
         ¿Tengo la vida complicada?
         (Reflexiona sobre esto. Escribe)

 

La serenidad es un decisión de la voluntad. Depende de mi: “Voy a vivir en paz”, y poner todos lo medios para ello. “La paz os dejo”, dice Jesús.

Muchas cosas no se pueden cambiar: enfermedades, la muerte, etc.

Pero puedo cambiar mi actitud y tener una actitud positiva.

Dios quiere que viva en armonía y serenidad

Por otra parte, no existe la serenidad total: Hay que buscar momento, espacios de serenidad. Ahora en la oración. ¡Serenidad! ¿Tengo esos momentos?
Tengo que amasarme.
¿Dónde está la cizaña en mí?

Escribe. Reza un poco a partir de  Isaías 11, 6-9  

Ezequiel 34,25; 37,26-27 “Señor, no permitas que yo me construya un Señor a mi medida”. Santifica lo que tengo, completa lo que me falta.

Señor, que junto a la amabilidad, sepa poner sacrificio,
que junto a la comprensión sepa poner exigencia,
que junto a la sencillez, sepa pone espíritu combativo,
que junto a la paz, sepa poner consagración al ideal.




Al terminar

  1. Adoras en silencio. El tiempo que creas necesario.
  2. Puedes repetir la palabra o idea que más te haya llamado la atención.
  3. Das las gracias por el rato que has pasado en su presencia.
  4. Rezas despacio un Avemaría a Nuestra Señora.