Evangelio del día
Primera semana del Tiempo Ordinario - Año Impar

Del día 8 al 14 de Enero de 2017

Ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo

Introducción a la semana

El "Tiempo Ordinario" o "Tiempo durante el Año"

Esta denominación que se le da a la parte más extensa del año litúrgico designa una serie de 33 ó 34 semanas (según los años) distribuidas en dos períodos. El primero de ellos, más breve, comienza el lunes que sigue a la fiesta del Bautismo del Señor y termina la víspera del Miércoles de Ceniza. El otro va del lunes que sigue a la solemnidad de Pentecostés hasta el Adviento. Este tiempo no es menos importante que los llamados “Tiempos fuertes” (Adviento-Navidad-Epifanía, por una parte; y Cuaresma-Semana Santa-Tiempo pascual, por otra). En él se va siguiendo fundamentalmente toda la “vida pública” de Jesús, al hilo de los evangelios, sobre todo los de los domingos. Se reparten en tres ciclos (A, B y C), para que podamos recorrer en la misma liturgia la mayor parte de esos textos sagrados y compenetrarnos poco a poco con el misterio de Cristo, que se nos va descubriendo a la luz de sus palabras y de sus obras. Al hacerlo así, de manera gradual, vamos ahondando casi sin darnos cuenta en los múltiples matices del misterio cristiano que compartimos con nuestros hermanos en la fe.

La primera semana

La primera semana de este tiempo enlaza con el domingo del Bautismo del Señor. Jesús se da a conocer en la escena del Jordán y comienza desde entonces su actividad evangelizadora: anuncia la Buena Noticia, enseña de manera convincente, cura enfermos, se acerca a los pecadores y perdona sus pecados, invita a todos a la conversión; es casi una síntesis completa de su misión entre nosotros.

Junto a este mensaje condensado de la presencia benéfica de Jesús en el mundo (de la que acabamos de celebrar sus comienzos en las fiestas de Navidad), escuchamos también las reflexiones de sus primeros discípulos. En este caso, las del autor de la carta a los Hebreos, que se extenderá a lo largo de cuatro semanas. Empieza declarando a los fieles de procedencia judía que Dios nos ha hablado ahora con un nuevo lenguaje: “por medio del Hijo”. Un lenguaje que no es sólo de palabras (porque ese Hijo “ha padecido la muerte para bien de todos”). Y que pide de nosotros una respuesta de fe: “Mantengamos la confesión de la fe… para alcanzar misericordia”.

 Archivo Evangelio del día

Archivo Evangelio del día

Días de la semana

Dom
8
Ene

Bautismo del Señor Ciclo A

“Ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo”
Fr. Cesar Valero Bajo O.P.

Introducción Lecturas Comentario bíblico Pautas para la homilía Infantil

Nuestra vida como bautizados nos exige esta atenta mirada a Cristo y la encarnación de su palabra en nuestra vida para continuar la misma obra a la que le impulsó el Espíritu de Dios, instaurar la justicia y la paz

Lun
9
Ene

"Convertíos y creed en el Evangelio"
Fray Hermelindo Fernández Rodríguez

“Convertíos”, cambiad de dirección; volved la mirada, y con ella el corazón, hacia vuestros orígenes, hacia Dios, y, por Dios, hacia el otro, hacia el hermano.

Mar
10
Ene

Beata Ana de los Ángeles Monteagudo

"Este enseñar con autoridad es nuevo"
Fray Manuel Santos Sánchez

Admirémonos de todo lo que Jesús ha hecho y sigue haciendo por nosotros y dejemos que él y sólo él sea el Rey y Señor de nuestra vida.

Mié
11
Ene

Beato Gonzalo de Amarante

"Vamos a otra parte a predicar también allí"
Fr. Jesús Duque O.P.

El dolor no es solo expresión de la debilidad humana, sino experiencia de dignidad para que todos los sufrientes de nuestro mundo puedan levantar la cabeza como gesto de humanidad con razones para vivir.

Jue
12
Ene

"Sintiendo lástima, extendió la mano, lo tocó... y quedó limpio."
Dña. Rosa María García O.P. y D. José Llópez O.P.

Nuestras comunidades deben ser verdaderos testigos de las gracias de todos sus miembros, y en la comunidad nos debemos apoyar para proclamar la alegría de los dones recibidos.

Vie
13
Ene

"El Hijo del hombre perdona pecados"
Monjas Dominicas Contemplativas

Por Jesucristo hemos recibido el don y la misión de hacer que todos los gentiles respondan a la fe, para gloria de su nombre”. Este don y esta misión es la gracia del apostolado; seamos pues, conscientes de nuestra misión en esta vida.

Sáb
14
Ene

"No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores"
Hna. Gotzone Mezo Aranzibia O.P.

Escuchamos en la liturgia de hoy una de las descripciones más explícitas y concretas sobre lo que significa la Palabra de Dios para nosotros. Y el escucharla puede ser ocasión para que nos preguntemos si realmente en nuestra vida de cada día lo experimentamos así.