Evangelio del día
Cuarta semana de Cuaresma - Año Par

Del día 11 al 17 de Marzo de 2018

Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único

Introducción a la semana

Varios de los textos de esta semana que hablan de arrepentimiento y de perdón, están relacionados con la vuelta del antiguo Israel del destierro. Se contempla un porvenir cercano en el que la novedad abarcará no sólo la actitud interior de los liberados, sino también la situación del país en su conjunto. Es un modo de acentuar la repercusión cósmica que siempre tiene la amistad con Dios (como la tuvo, en sentido negativo, la enemistad que siguió al primer pecado). No somos sólo espíritu, sino también cuerpo, materia, mundo, y no puede extrañarnos que nuestra relación personal y comunitaria con Dios tenga importantes implicaciones en todos los ámbitos de nuestra existencia terrena. Eso explica que la predicación de Jesús sobre el reino vaya acompañada también, por ejemplo, de curaciones de enfermedades (incluso en sábado, a pesar de las prescripciones legales vigentes).

El clima propio de la Cuaresma se hace patente también en las alusiones al bautismo que aparecen de vez en cuando en las lecturas: el agua que mana del templo y todo lo purifica y lo revitaliza, la piscina en la que se curan los tullidos y junto a la cual Jesús ejerce su poder sanador. Este tiempo es, desde muy antiguo, preparación de los catecúmenos para el bautismo y es para nosotros una invitación a revivir los compromisos bautismales que renovaremos litúrgicamente en la Vigilia Pascual.

Un aspecto importante que nos inculca la liturgia, en relación con el pecado y el perdón, es el poder que tiene la intercesión ante Dios en favor de los demás. En el AT el pueblo provocó con sus pecados la ira del Señor, pero Moisés –contra el cual el pueblo había protestado más de una vez- le suplicó que tuviera misericordia y Dios le escuchó. Por eso la Iglesia nos exhorta a interceder especialmente en este tiempo de Cuaresma por los pecadores. No se trata, desde luego, de aplacar la ira divina –Dios es un Padre infinitamente compasivo-, sino de mostrar nuestro interés por los hermanos.

La perspectiva pascual descubre, cada vez más claras, la discordia que suscitaba Jesús y la amenaza que se cernía sobre él. Aunque “todavía no había llegado su hora”.

 Archivo Evangelio del día

Archivo Evangelio del día

Días de la semana

Dom
11
Mar

IV Domingo de Cuaresma Ciclo B

“Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único”
Fray Javier Aguilera Fierro

Introducción Lecturas Comentario bíblico Pautas para la homilía Infantil

La entrega de Jesucristo nos muestra el amor y la salvación de Dios y lo que Dios quiere para cada uno de nosotros: una vida y una vida en plenitud. También nos muestra el mismo deseo de Dios, el deseo de que vivamos como él vivió, entregándonos a los demás, para que todos tengan vida

Lun
12
Mar

"Si no veis señales y prodigios, no creéis"
Hna. Virgilia León Garrido O.P.

Tiene Jesús, tanta capacidad de empatizar con toda persona que se le acerca, que podemos afirmar que Él nos “toma= acompaña nuestro caminar” desde donde estamos

Mar
13
Mar

"Toma tu camilla y echa andar"
Fr. Alexis González de León O.P.

La vida no tiene una sola oportunidad, ni tampoco una sola visión. La vida tiene muchas maneras de brillar y Jesús ofrece una que es liberadora

Mié
14
Mar

"El Hijo no puede hacer por su cuenta nada que no vea hacer a su Padre"
Dña. Rosa María García O.P. y D. José Llópez O.P.

ijémonos en Jesús y pidámosle a Dios que cambie nuestro corazón, que seamos capaces de mirarlo, y así ir transformándonos en un hombre nuevo, nacido de la Pascua, y que deseemos, como concluye la lectura, hacer la voluntad del que nos ama y nos envía a predicar

Jue
15
Mar

"Un testimonio mayor que el de Juan"
Fray Manuel Santos Sánchez

Al tercer día le resucitó dando testimonio de que está siempre con él, de que le ha salvado de la muerte… con tal testimonio nos podemos fiar de Jesús, de todo lo que dice, de todo lo que hace, de sus promesas… todo ello es verdad y conduce a la vida

Vie
16
Mar

"Mirad cómo habla abiertamente"
Fr. Jesús Duque O.P.

La hora de Jesús es el tiempo de Dios, y sólo él conoce las claves oportunas. Desafío para nuestra fe que ve en las palabras y los hechos de Jesús de Nazaret las mejores razones de la procedencia del Ungido del Señor

Sáb
17
Mar

"El Señor me instruyó, y comprendí"
Monasterio Sta. María la Real - MM. Dominicas

En Dios ponemos nuestra fe y nuestra esperanza, él es quien da sentido, fortaleza y plenitud a nuestra vida