Dom
23
Sep
2018

Homilía XXV Domingo del tiempo ordinario

Año litúrgico 2017 - 2018 - (Ciclo B)

El que acoge a un niño como éste en mi nombre, me acoge a mí

Evangelio para niños

Segundo anuncio de la Pasión - Marcos 9, 29-36


En aquel tiempo instruía Jesús a sus discípulos. Les decía: - El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y después de muerto, a los tres días resucitará. Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle. Llegaron a Cafarnaúm, y una vez en casa, les preguntó: - ¿De qué discutíais por el camino? Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo: - Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos. Y acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: - El que acoge a un niño como éste en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.

Explicación

Las mismas pretensiones que tenemos hoy de ser importantes, admirados y los primeros, tenían los primeros amigos de Jesús. Y El con enorme paciencia les decía una y otra vez: “Quien quiera ser el primero y el más importante entre vosotros, que se haga servidor de todos”.


El que acoge a un niño como éste en mi nombre, me acoge a mí

Dibujo realizado por: Fr. Félix Hernández Mariano
Descargar la imagen en tamaño: normal grande

Evangelio dialogado

Te ofrecemos una versión del Evangelio del domingo en forma de diálogo, que puede utilizarse para una lectura dramatizada.

NARRADOR: En aquel tiempo instruía Jesús a sus discípulos y les decía:
JESÚS: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres y lo matarán; y después de muerto, a los tres días resucitará».
DISCÍPULO 1: Señor, como no te expliques mejor… No te entendemos nada.
NARRADOR: Entre ellos murmuraban y discutían cosas, pero no se atrevían a preguntar nada a Jesús.
DISCÍPULO 2: Lo que nos está diciendo el Maestro a mí me desconcierta, pero no me atrevo a decirle nada.
DISCÍPULO 1: Oye, ¿quién será el más importante entre nosotros para el Maestro?
DISCÍPULO 2: No lo sé, pero cualquiera le pregunta nada ahora…
NARRADOR: Llegaron a Cafarnaúm, y, una vez en casa, les preguntó:
JESÚS: «¿De qué discutíais por el camino?»
NARRADOR: Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo:
JESÚS: «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos».
DISCÍPULO 1: Ahora si que me acaba de descolocar del todo.
NARRADOR: Y acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo:
JESÚS: «El que acoge a un niño como éste en mi nombre, me acoge a mí: y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado».

Elaborado por: Fr. Emilio Díez Ordóñez y Fr. Javier Espinosa Fernández