Mirad que os mando como corderos en medio de lobos

Primera lectura

Lectura del libro de Nehemías 8, 1-4ª. 5-6. 7b-12.

En aquellos días, todo el pueblo se reunió como un solo hombre en la plaza que se abre ante la Puerta del Agua y pidió a Esdras, el escriba, que trajera el libro de la Ley de Moisés, que Dios había dado a Israel. El sacerdote Esdras trajo el libro de la Ley ante la asamblea, compuesta de hombres, mujeres y todos los que tenían uso de razón. Era el día primero del mes séptimo. En la plaza de la Puerta del Agua, desde el amanecer hasta el mediodía, estuvo leyendo el libro a los hombres, a las mujeres y a los que tenían uso de razón. Toda la gente seguía con atención la lectura de la Ley. Esdras, el escriba, estaba de pie en el púlpito de madera que había hecho para esta ocasión. Esdras abrió el libro a la vista de todo el pueblo –pues se hallaba en un puesto elevado– y, cuando lo abrió, toda la gente se puso en pie.
Esdras bendijo al Señor, Dios grande, y todo el pueblo, levantando las manos, respondió: -«Amén, amén.»
Después se inclinaron y adoraron al Señor, rostro en tierra. Los levitas explicaron la Ley al pueblo, que se mantenía en sus puestos. Leían el libro de la ley de Dios con claridad y explicando el sentido, de forma que comprendieron la lectura.
Nehemías, el gobernador, Esdras, el sacerdote y escriba, y los levitas que enseñaban al pueblo decían al pueblo entero: «Hoy es un día consagrado a nuestro Dios: No hagáis duelo ni lloréis.»
Porque el pueblo entero lloraba al escuchar las palabras de la Ley.
Y añadieron: «Andad, comed buenas tajadas, bebed vino dulce y enviad porciones a quien no tiene, pues es un día consagrado a nuestro Dios. No estéis tristes, pues el gozo en el Señor es vuestra fortaleza.»
Los levitas acallaban al pueblo, diciendo: «Silencio, que es un día santo; no estéis tristes.»
El pueblo se fue, comió, bebió, envió porciones y organizó una gran fiesta, porque había comprendido lo que le habían explicado.

Salmo

Sal 18,8.9.10.11 R/. Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón

La ley del Señor es perfecta
y es descanso del alma;
el precepto del Señor es fiel
e instruye al ignorante. R/.

Los mandatos del Señor son rectos
y alegran el corazón;
la norma del Señor es límpida
y da luz a los ojos. R/.

La voluntad del Señor es pura
y eternamente estable;
los mandamientos del Señor son verdaderos
y enteramente justos. R/.

Más preciosos que el oro,
más que el oro fino;
más dulces que la miel
de un panal que destila. R/.

Evangelio del día

Lectura del santo evangelio según san Lucas 10, 1-12

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él.
Y les decía: «La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: "Paz a esta casa". Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: "Está cerca de vosotros el reino de Dios." Cuando entréis en un pueblo y no os reciban, salid a la plaza y decid: "Hasta el polvo de vuestro pueblo, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que está cerca el reino de Dios." Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para ese pueblo.»

Reflexión del Evangelio de hoy

  • No estéis tristes y compartid

Ayer y hoy el mensaje es el mismo. Nehemías y Esdras invitaban al pueblo a estar alegres pues  “el gozo en el Señor es vuestra fortaleza”. Pero, les invitan, así mismo, a compartir con los que no tienen.

Ya las primeras Comunidades ponían todo en común para que cada uno recibiera según sus necesidades. Es la situación del pobre lo que determina un comportamiento nuevo. Es verdad que los términos justicia y pobres se han introducido en nuestro lenguaje pero no en la práctica. Se afirma que Europa estará abierta al Tercer Mundo, pero cuando ella misma se haya consolidado. Los pobres siempre llegan “después” de la solución de algún problema más urgente que la misma pobreza. Siempre hay algo más importante para el sistema.

La situación de nuestro mundo con sus injusticias, con las desigualdades…¿ no son un revulsivo para nuestra forma de vivir?

  • ¡Poneos en camino!

Los discípulos son enviados a misionar. En esta narración Lucas acentúa algunos rasgos:

La misión es cosa de todos, no sólo de los doce y se realiza mediante el testimonio. Jesús los envía de dos en dos ya que el testimonio de dos tiene un valor jurídico. También quiere resaltar que el núcleo esencial del anuncio es la llegada del Reino. Las demás acciones están relacionadas con este mensaje: ofrecer la paz, curar enfermos, compartir vida y mesa, superar todo lo que divide, y liberar de todo aquello que oprima, son diversos modos que hacen visible la llegada del Reino.

La urgencia de la misión exige que se vaya ligero de equipaje, que se ponga la confianza en Dios y que se esté disponible. Es preciso relativizar la seguridad y la eficacia de los bienes materiales frente al apoyo y acción de Dios. Jesús ha escogido la itinerancia para extender el Evangelio y una característica de la itinerancia viajar con poco equipaje. Exige un seguimiento personal con disponibilidad para la pobreza y el sufrimiento, a fin de anunciar así como Él la llegada del Reino. Les advierte de los peligros invitándoles a que tengan la seguridad de que el Padre no les abandonará.

Este texto sigue vigente hoy para todos los que somos llamados a comunicar el mensaje de Jesús. ¡Pongámonos en camino!