Noticia

El Observatorio de Derechos Humanos Samba Martine de la Familia Dominicana estrena web

  El Observatorio de Derechos Humanos Samba Martine, con sede en Madrid, estrena web: observatorio.dominicos.org. Este proyecto en red, de misión compartida en el ámbito de los derechos humanos, pertenece a la Familia Dominicana de España y pronto cumplirá cuatro años. Fue el gesto solidario del Jubileo del 2016 y cuatro años después, camino del Jubileo del 2021, va consolidando su andadura que gracias a la web será ahora más accesible y abierta a la interacción.

  La web nace para promover y comunicar mejor los objetivos del Observatorio, dentro y fuera de la Familia Dominicana; como herramienta de predicación, sensibilización e incidencia online.

  El desarrollo de la web ha sido posible gracias a la colaboración de Club Manhattan.

  En el Observatorio necesitan la colaboración de todos los miembros de la Familia Dominicana, con algo tan sencillo como conocer los contenidos de la web, promoverla y suscribirse al boletín mensual. Piden que se les ayude a llegar a todas las comunidades. Cualquier persona o entidad que desee recibir el boletín mensual del Observatorio, puede rellenar y enviar sus datos desde la sección Suscríbete o en la pestaña Súmate.

El Equipo del Observatorio
observatorioddhh@dominicos.org

Observatorio de Derechos Humanos Samba Martine

Se trata de un Observatorio en red donde las personas o colectivos de Familia Dominicana interesadas aportan y compartiren desde tres áreas: reflexión, promoción/sensibilización e intervención. Ofrece un espacio para el encuentro, apoyo y empoderamiento de emigrantes:

  1. Apoyo psicológico (dificultades de pareja, relación con hijos, duelo migratorio (síndrome de Ulises), adaptaciones culturales, autoestima...
  2. Cursos de empoderamiento y derechos; de cocina y cuidados a personas mayores
  3. Registro de denuncias contra los derechos humanos (abuso policial, vivienda, trabajo...)
  4. Enlace con proyectos de apoyo a personas víctimas de trata de personas
  5. Conversaciones a pie de calle