Noticia

Un lugar en el mundo para el Aquinas

25 de septiembre de 2018

Cristino Fayos es un abogado de éxito en una de las consultorías más destacadas del mundo y profesor en el ICADE. No se define como cinéfilo, pero gracias a su paso por el Colegio Mayor Aquinas se dejó marcar por la deliciosa historia de Adolfo Aristrain y Federico Luppi en ‘Un lugar en el mundo’. Ahí está, algo anecdótico pero que sirve para ilustrar lo que el Aquinas ofrece a quienes pasan por él: un sitio para abrirse al mundo y a nuevas realidades en las que nunca habría pensado antes. Por eso, Fayos eligió el título de este largometraje argentino para la lección inaugural del curso 2018-19 en el Colegio Mayor Aquinas.

El acto estuvo presidido por el prior provincial de la provincia de Hispania, fray Jesús Díaz OP, a la que pertenece el Colegio Mayor Aquinas. Él fue el encargado de declarar el curso inaugurado. También intervino Ignacio Antón OP, director del Colegio Mayor Aquinas quien, con sus palabras, recordó a algunos de los personajes destacados de la historia dominicana, nombres que desde este año sirven para designar las diferentes salas y pabellones comunes del Mayor: Santa Catalina de Siena, Domingo de Soto o Giorgio La Pira son algunos ejemplos.

A pesar de ser un experto conferenciante, Fayos aseguró que tener que hablar en el Aquinas es una charla que le “impone, por el cariño y sentido de pertenencia”. Como antiguo colegial, su lección inaugural no fue tanto académica como de vida. En el colegio vivió el sentido de hermanamiento con otros 150 jóvenes; también vivencias intensas y tristes como el asesinato de Tomás y Valiente. No se olvidó del día a día y del cariño que aún guarda al personal del Mayor… pero sobre todo habló a los colegiales de lo que vendrá después de la universidad.

Y respecto a ese ‘después de’, Fayos transmitió un mensaje muy claro: “Hoy están obsesionados con la competitividad”. Algo contra lo que quiso advertir a los aquinos: “Unos alumnos me pidieron adelantar el examen de la asignatura a diciembre para hacer prácticas en Navidad. Cuando me enteré el motivo, me negué.”

Antes del acto académico se celebró una eucaristía para dar gracias por el inicio de curso que fue presidida porfray José Luis Ruiz OP. Y, después del acto, los colegiales disfrutaron de una cena en los jardines del Aquinas.