Noticia

Reunión de los provinciales y vicarios de Europa (IEOP)

16 de april de 2012

Asistieron 27 provinciales/vicarios, además del grupo habitual de frailes y hermana traductores y del secretario del encuentro, fr. José Filipe Da Costa, a quien se le reiteró el agradecimiento por la espléndida acogida y organización. Un total de 40 participantes. El jueves 12 por la tarde se celebró este aniversario con una Eucaristía en el convento de Santo Domingo, situado al lado del estadio del Benfica, con asistencia de muchas personas de la Familia Dominicana. En la Eucaristía se destacó el epitafio de la tumba de fr. Luis de Granada en la antigua iglesia de los dominicos en el centro de Lisboa, que poco antes habíamos visitado, donde se dice de él que perteneció “ a la familia de los predicadores”. La celebración fue presidida por el provincial de Portugal, fr. José Nunes, y predicó el Maestro de la Orden, destacando que la predicación debe hacerse eco de la Palabra del encuentro, de la memoria y de la paz.

 El tema del encuentro de este año ha sido “La Nueva Evangelización en la posmodernidad”. Abrió la reflexión una conferencia de fr. Bento Domingues, clarificando el concepto de posmodernidad y los rasgos principales en los que se manifiesta. El diálogo posterior subrayó los aspectos positivos de este contexto que se convierten en oportunidad para la predicación del Evangelio, así como la continuidad-discontinuidad con la modernidad, la coexistencia de distintas mentalidades y la sensibilidad actual que apunta hacia una “agonía de la posmodernidad”. El debate de la asamblea se centró en cuál es el rol de la predicación de la Orden en este contexto, alrededor de los binomio razón-emoción, individuo-comunidad, espiritualidad-iglesia, local-universal. Posteriormente, tres provinciales compartieron su reflexión sobre los retos que el contexto posmoderno presenta a la nueva evangelización en sus provincias: fr. Francesco La Vecchia en el sur de Italia, fr. Saulius Rumsas de Lituania-Países Bálticos y fr. Benedikt Mohelnik de Chequia.

 El segundo día contó con la asistencia del Maestro de la Orden, a quien se le pidió una conferencia sobre “Los desafíos que la nueva evangelización pone a la Orden en la posmodernidad”. Su intervención tuvo tres partes. En la primera señaló cómo la nueva evangelización a la que nos convoca la Iglesia está en el corazón de la misión de la Orden y en la segunda se centró en clarificar el sentido de la posmodernidad y la dialéctica de la Orden en el discurrir de los tiempos. Ya en la tercera parte señaló los desafíos que se presentan a la Orden en este contexto, identificados en los siguientes ámbitos: 1) en torno a la vida de los frailes y las comunidades como un lugar para el sujeto en el tiempo y en el espacio; 2) una religión de la memoria y la esperanza que en este tiempo se propone al sujeto y al mundo; 3) una misión universal como prolongación de la Iglesia en el mundo. A continuación, el Maestro habló con detalle, claridad y con un impresionante conocimiento de la Orden sobre la situación actual de la Orden. Particularmente se refirió a la situación y proyectos de las instituciones bajo la inmediata jurisdicción del Maestro; al proceso de reorganización de la Orden señalado en el Capítulo General de Roma de 2010; al interés por potenciar la formación online desde DOMUNI; la nueva página web de la Orden y la predicación en internet; y a las actividades proyectas para la celebración del Jubileo de 2016.

 La sesión del viernes 13 de abril se centró en la cuestión de la formación inicial en el contexto posmoderno. La reflexión inicial fue a cargo del nuevo socio para la formación inicial, el irlandés fr. Vivian Boland, que compartió su reflexión, acompañada por su experiencia como maestro de estudiantes en Oxford, sobre los elementos a destacar en la formación inicial para preparar un predicador de la gracia y un verdadero testigo del Evangelio. Al hilo de los conceptos de don-gracia y de testimonio fue desgranando aspectos pedagógicos para la formación inicial. Luego fueron tres provinciales los que presentaron su experiencia sobre cómo el contexto posmoderno cuestiona la formación inicial y la respuesta de sus entidades al respecto. El provincial de Tolosa, fr. Gilbert Narcisse habló de los tres principio formativos que les guían: ambiente de fraternidad, liturgia y estudio especialmente de la tradición tomista. El vicario general de Bélgica, fr. Michael Van Aerde explicó cuatro modelos formativos y manifestó su preferencia por el último, remarcando su carácter integrador, abierto y personalizado. El provincial de Bética, fr. Miguel de Burgos, señaló los rasgos de los jóvenes que hoy se interesan por la vida de la Orden y los retos que plantean a la comunidad formativa y al acompañamiento de los formadores. También el nuevo socio para la vida intelectual, el estadounidense fr. Michael Mascari, se refirió al papel del estudio en la formación inicial y presentó su primeras impresiones sobre la tarea que se le ha encomendado. El trabajo en grupos lingüísticos fue sustituido por un prolongado diálogo en la asamblea dado el enorme interés suscitado por escucharnos más entre todos y poder llegar a una visión algo más compartida de los principios y pedagogías de la formación inicial. No sólo se pudo ver la permanente y enriquecedora diversidad de la Orden en Europa sino que también se constató el creciente “aire de familia” que compartimos por los aspectos culturales globales que nos afectan y los desafíos comunes que nos plantean.

 En la mañana del sábado 14 de abril nos visitó el cardenal de Lisboa Mons. José Policarpo, que presentó su reflexión sobre el sentido de la Nueva Evangelización desde que fuera presentada por Juan Pablo II como un nuevo ardor, nuevos métodos y nuevos lugares. Indicó las distintas ambigüedades de los términos y las tensiones que encierran. A la conferencia siguió un interesante diálogo donde el cardenal habló con gran sinceridad sobre la necesidad de algunas reformas en las estructuras eclesiales y la importancia de la escucha y del diálogo hacia dentro de la Iglesia y en su misión en el mundo. Por ello subrayó que el Concilio Vaticano II todavía es hoy más actual que hace 50 años.

 El encuentro terminó con una bonita sorpresa que interrumpió el trabajo para que celebráramos el cumpleaños del Maestro de la Orden que en este día cumplió su 58 onomástica. ¡Muchas felicidades, fr. Bruno! Pedimos a Dios que te siga dando salud y alegría para la misión que tienes encomendada y te agradecemos tanta cordialidad y cercanía con los provinciales y todo tu ímprobo trabajo por la Orden y su misión en nuestro tiempo. El próximo encuentro será en Mainz-Maguncia (Alemania) y tendrá como tema de reflexión la recepción y actualidad del Concilio Vaticano II en la Orden.

Intervención de fr. Bruno Cadoré

Intervención de fr. Miguel de Burgos

Conferencia de Bento Domingues

Provinciales y vicarios dominicos. Europa