Noticia

Pasión por la verdad, compasión por la humanidad

  La visita de un maestro de la Orden siempre es una oportunidad importante para renovar y animar a las comunidades a seguir con su misión, por eso su visita, acompañado de dos de sus asistentes, ha sido un momento importante para la comunidad, facultad, estudiantes y familia dominicana.

  La conferencia que dio tenía detrás, no sólo el lema, de la Orden, si no todo un programa de apostolado que los dominicos han llevado a cabo durante siglos: "veritas". Fr. Gerard empezó diciendo que la verdad misma, al menos, la objetiva, está hoy en crisis, siendo cuestionada de distintos ámbitos, por eso no es retórico preguntarse por el sentido de un lema así dentro de una familia religiosa, como dijo: "vivimos en la era de la post verdad que apela más a los sentimientos, a las emociones, al marketing del momento". Entonces ¿cuál es la misión de la iglesia y la Orden en una sociedad que va planteando de esta manera tan subjetiva algo tan fundamental como la verdad misma? Con una argumentación muy bien organizada, y con una claridad teológica y filosófica muy sólida, mostró cómo la teología, en clave de "verdad dominicana", desde sus orígenes se ha esforzado por tender puentes con la sociedad, por ejemplo, Santo Tomás y la incorporación del mundo aristotélico, la Escuela de Salamanca con el nacimiento del derecho internacional y la universalización de los derechos humanos o el aporte de la teólogos dominicos al diálogo de fe y cultura en el Concilio Vaticano II, por señalar algunos de los momentos más destacados.

  La teología dominicana -continuó- siempre ha tenido, como algo esencial a ella misma, la universalidad y la humanidad en sus planteamientos; nuestros teólogos, durante siglos, han escrito y pensado sobre Dios, sí, pero teniendo siempre como referencia a los hombres y a las mujeres en el momento histórico que les ha a tocado vivir. Verdad, humanidad y compasión han sido y serán la manera de hacer teología y de predicar de los dominicos y dominicas en el mundo entero. El vídeo que os invitamos a ver, y a reflexionar como Familia Dominicana, transmitido en streaming, con un alto seguimiento en todo el mundo hispano, lo expresa clarísimamente. 

San Esteban Comunicación