Noticia

Música y silencio se encuentran en el Olivar

12 de marzo de 2018

  Las dos realidades que no podemos encontrar en el infierno, según C. S. Lewis, son la música y el silencio. Por ello, ambos se pudieron encontrar en la iglesia del Cristo del Olivar (Madrid) la tarde del 9 de marzo de 2018, en la tercera sesión del ciclo Música y Mística.

  Aunque parezca paradójico, la música y el silencio no se contradicen. La música nos ayuda a entrar en el silencio, y el silencio es imprescindible en la música. Música y Silencio –junto a la Palabra cálida y profunda que de ellos brota- custodian y alientan el camino humano de esperanza en la tierra, mientras miramos hacia el cielo e intentamos elevarnos sobre algunos “infiernos”.

  La parte musical estuvo a cargo del Centro Superior de Música Nuestra Señora de Loreto, de la Fundación Educativa Santo Domingo (FESD), dirigido por Jorge Sancho. Intervino el coro Entropía, dirigido por Miguel Prida, interpretando piezas de Bach y Mendelssohn. Como solistas instrumentales intervinieron Sara Águeda (arpa y voz), Eduardo Costa (flauta), Margarita Nowotarska (violonchelo), Alberto Goicoechea (guitarra) y Jorge Sancho (guitarra), interpretando obras de Ruiz de Ribayaz, Bach, C. Saint Saëns, E. Bozza, G. Fauré, J. Hidalgo, Ewan Dobson y Van Larkins.

  Guadalupe Viola –acompañada en la lectura por Marisa Gil- realizó una valiosa selección de textos, entre los que destacan las reflexiones sobre el silencio de Moratiel, Fernando Palacios, Rumi, Etty Hillesum, María Zambrano, Timothy Radcliffe y Simone Weill, entre otros.

musica y silencio

 

Selección de textos:

Introducción

El silencio es una entidad tan inaprehensible y enigmática que siempre provoca en nosotros meditaciones paradójicas donde los términos se contradicen: si en unas ocasiones resulta ser nada, en otras lo es todo; es principio y es fin;  el silencio que es un elemento que rellena los huecos, también es rellenado por los sonidos; por una parte nos es vital, y por otra lo destrozamos; es imprescindible a la vez que inexistente; tiene peso específico y espesor, pese a ser ingrávido; a veces tranquiliza, pero otras tensa el ambiente; los poetas tanto nos hablan de su lenguaje como de su misterio; según como se mire es blanco, negro o incoloro; se manifiesta en el espacio exterior, pero es nuestro interior quien lo reclama ..

Fernando Palacios

------------------------------------------------------------------------------------------------

1. Música y silencio

“El temor al silencio no es nuevo. El silencio rodea al oscuro mundo de la muerte. Algunas veces el silencio del vasto universo se cierne sobre nosotros envolviéndonos. Hay el intenso silencio del nacimiento y el quieto silencio del retorno a la tierra. ¿No ha sido el arte la rebelión de la criatura humana contra el silencio? Poesía y música nacieron cuando el hombre profirió un sonido, resistiendo al silencio…Confrontar el silencio produciendo un sonido no es una forma más de verificar que existimos”.

Toru Takemitsu (compositor  japonés)

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La música brota del silencio

“La música brota del silencio. El silencio es inherente a la música. Donde él está, ella duerme, y, por tanto, existe. Todo gran músico, toda gran música, es reino del silencio. Nace del silencio y después de recorrer su órbita sagrada, majestuosa, fatal, viene a acostarse en el lecho del silencio. El estado normal de la música es el silencio”.

La música callada


“La música es tan música cuando canta como cuando calla. Cuando duerme como cuando despierta. Silencio y son, son su sombra y su luz. Cuando callas, tan bella, ¿en qué nieve te duermes? Cuántas veces pienso en la música callada, en la música creada por el ocio, por la contemplación humana, por la adoración ante el misterio, y pienso en su enorme tesoro, en su cuerpo sepultado e inmortal, que está ahora, en este instante, ociándose, contemplándose en su virtualidad”.

Gerardo Diego

-------------------------------------------------------------------------------------------------

"Luego me explicó cómo era la flauta. Dijo que era al revés de las demás y que había que tocarla en medio de un gran estruendo, porque en lugar de ser, como en otras, el silencio, fondo y el sonido, tonada, en ésta el ruido hacía de fondo y el silencio daba la melodía. La tocaba en medio de las grandes tormentas, entre truenos y aguaceros, y salían de ella notas de silencio, finas y ligeras, como hilos de niebla".

Rafael Sánchez Ferlosio

-------------------------------------------------------------------------------------------------

"Así como del fondo de la música brota una nota
que mientras vibra crece y se adelgaza
hasta que en otra música enmudece,
brota del fondo del silencio otro silencio ( . ./. . .)
desembocamos al silencio
en donde los silencios enmudecen” .

Octavio Paz

 

2. Invitación al silencio

“¿Por qué tienes tanto miedo del silencio?,

el silencio es la raíz de todo.

Si vas en espiral a su vacío,

un centenar de voces retumbarán con los mensajes que quisiste oír.”

Rumi

--------------------------------------------------------------------------------------------

Invitación al silencio

“El silencio que vamos a vivir es expresión de libertad.

No es un silencio de ordeno y mando, no es un silencio dictatorial o imperialista. No se vive este silencio por real decreto.

Sólo en un corazón libre se puede vivir.

Es un silencio que libera el Reino, el tesoro que llevamos dentro.

Es el silencio en que entran en paro todas las tendencias que nos arrojan fuera, y que nos dejan a la intemperie.

Es deber de cada uno vivir de tal modo, saber estar de tal manera, que el silencio pueda ser el clima entre nosotros, en el que “vivimos, nos movemos y existimos”.

La patria del silencio, el solar del silencio, no es este lugar geográfico, no es un valle, ni un desierto, ni un bosque, ni una montaña; es tu corazón.

El silencio no existe de por sí; sólo existe si tu corazón es silencioso.

Por eso no vamos a gastar energías en controlar, en vigilar el silencio; ni en quejas ni en resistencias. Todo esfuerzo es para adentrarnos en nuestro corazón”.

José Fernández Moratiel

------------------------------------------------------------------------------------------------

“El silencio es un despojo. Estamos tan acostumbrados a vernos y a considerarnos en nuestras cosas, que uno puede sentir casi miedo al despojo. Pero el despojo y el silencio son la revelación de todo el misterio de nuestra vida. Son la revelación de nuestro interior, donde siempre hay algo inefable”.

José Fernández Moratiel

 

3. Retirarse, buscar y escuchar

“Me retiraré al rincón más silencioso de esta casa, entraré en mí misma y congregaré mis fuerzas llamándolas desde los cuatro puntos cardinales de mi cuerpo y de mi alma.

Dentro de mí hay un pozo muy profundo. Y ahí dentro está Dios. A veces me es accesible. Pero a menudo hay piedras y escombros taponando ese pozo y entonces Dios está enterrado. Hay que desenterrarlo de nuevo. “

Etty Hillesum. Diario

------------------------------------------------------------------------------------------------

“Y aquel día fui muerta y sepultada, mientras yo, sin apercibirme, atendía inmóvil al rumor lejano de la fuente invisible. Recogida en mí misma, todo mi ser se hizo un caracol marino; un oído; tan sólo oía. Y quizás creía estar hablando, cuando las palabras sonaban tan sólo para mí, ni fuera ni dentro; cuando no eran ya dichas, ni escuchadas, tal como yo había soñado deberían de ser las palabras de la verdad”

Diótima de Mantinea. María Zambrano

4. La respuesta es el silencio

“Aquél que, además de gritar es también capaz de escuchar, oye la respuesta. Esta respuesta es el silencio. Quien es capaz no sólo de escuchar, sino también de amar, oye ese silencio como la palabra de Dios.

Las criaturas hablan con sonidos, la palabra de Dios es silencio. La secreta palabra del amor de Dios no puede ser otra cosa que el silencio. Cristo es el silencio de Dios.

No hay árbol como la cruz, tampoco hay armonía como el silencio de Dios.

Nuestra alma hace ruido sin cesar, pero hay un punto en ella que es silencio y que nunca oímos. Desde el momento en que el silencio de Dios entra en nuestra alma, la atraviesa y se une a ese silencio que está secretamente presente en nosotros.. Tenemos en Dios nuestro tesoro y nuestro corazón; y el espacio se abre ante nosotros como un fruto que se parte en dos, pues vemos el universo desde un punto situado fuera del espacio.

No hay más que dos vías posibles para esta operación y ninguna más; dos únicos puntos lo bastante penetrantes para entrar así en nuestra alma: la desdicha y la belleza”.

Simone Weill

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sentado en silencio

Sin hacer nada,

Llega la primavera

Y la hierba crece por sí sola.

Matuo Bashô

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“Un guía llegó en silencio.

Sólo en el silencio podrás oír su mensaje.

Toma un sorbo de este vino delicioso ­y abandónate.

No insultes la grandeza de Su amor, pues Él, en silencio, ayuda a quien sufre.
Pule tú el espejo que hay entre dos alientos,

y ve con Él más allá de las palabras.
Él conoce cada uno de tus actos,
sólo Él mueve en silencio la rueda de los Cielos.
Todos los pensamientos enterrados en tu corazón,

Él los revelará uno por uno, en el silencio.
Convierte en pájaros tus pensamientos
y déjalos volar al otro mundo.
Uno es un búho; otro, un halcón; un cuervo, otro.
Cada uno de ellos es diferente de los demás,
pero todos son iguales en el silencio.

Para ver la Luna que no se puede ver
vuelve tus ojos hacia el interior
y obsérvate, en el silencio.
En este y en el otro mundo,
no hables sobre esto y aquello.
Déjalo a Él que te lo muestre todo,
resplandeciente como tú… en el silencio”.

Rumi

---------------------------------------------------------------------------------------------

Nos reunimos en silencio para adorar. Puede parecer extraño que una reunión de predicadores comience en silencio. Los dominicos no suelen ser buenos para estar callados. Sin embargo, Ignacio de Antioquía dijo que la Palabra surgió del silencio del Padre. Toda nuestra predicación está enraizada en el silencio, mientras escuchamos lo que Dios tiene que decirnos.  El predicador es aquel que tiene el silencio en el centro de su vida mientras escucha a Dios. Este es mi Hijo amado: Escuchadle

Thimothy Radcliffe

musica y silencio olivar