Noticia

‘Música Antiga de Girona’ edita el CD ‘Oratorio a Santo Tomás de Aquino'

25 de marzo de 2017

  Por lo menos a lo largo del siglo XVIII se dio la costumbre de que en los dominicanos conventos de Girona y Barcelona se festejasen determinadas fiestas con la representación de oratorios, práctica común en otras órdenes religiosas (dominicos, jesuitas, servitas, benedictinos, nunca por la catedral) y así entre 1757 y 1793 hay documentada como mínimo veinticinco en Girona.

  Se acaba de editar la grabación del oratorio a Santo Tomás de Aquino titulado El tabernáculo y el sacrificio, que fue estrenado en 1783, siendo un encargo de los dominicos de la ciudad para celebrar la fiesta de Santo Tomás. Su convento de la Anunciación acogía en aquel entonces unos cuarenta frailes y dispondría de rentas suficientes como para realizar encargos como el de la presente obra, bastante cara.

  De su texto en español desconocemos quién fue el autor, pero ciertos indicios conducen al dominico gerundense Benito Llobresols (Amer,1724-Girona, 1800), quien tomó el hábito en 1745 y fue misionero en Tonquín desde 1754 hasta 1762. Vía Roma, donde estuvo un tiempo para intentar clarificar la situación de la misión, regresó a Girona en 1768 y fue maestro de novicios, famoso predicador y confesor. Falleció en 1800, dejando diversos libros publicados, entre ellos un comentario al Pentateuco.

  El argumento del Oratorio se basa en la historia de Israel (Nm 16,1-35) cuando salió de Egipto bajo la dirección de Moisés y atravesaba el desierto del Sinaí. Las doce tribus de Israel todavía no estaban bien organizadas y el clan de Moisés y Aarón intentaban lograrlo en beneficio propio con el nombramiento de Aarón como gran sacerdote, pero otros clanes se opusieron a ello, como el de Coré con sus dos compañeros Datan y Abirón y se rebelaron. Para saber quién tenía razón acordaron preparar dos altares, celebrando allí dos sacrificios simultáneos, siendo la dirección del humo de los sacrificios la señal que indicará cuál era el escogido por Dios. Dios favoreció claramente el clan de Moisés y mandó un fuego -una tormenta, según Llobresols- que eliminó a los rebeldes junto con sus familias situadas junto al altar. Aarón se consolidó como gran sacerdote y su descendencia con él. Solo al final del oratorio aparece la relación de este ejemplo histórico con los dominicos: de la misma manera que antiguamente Dios mostró con el fuego quienes eran los enemigos de su Pueblo, hoy la Iglesia, pueblo de Dios, ha podido derrotar a sus enemigos gracias a los escritos de Santo Tomás de Aquino. Aunque dichos adversarios no son nombrados, por el contexto puede deducirse que se refiere bien a los protestantes de tiempos pasados, bien a los ilustrados franceses del momento ya presentes en la ciudad.

Oratorio a Santo Tomás de Aquino 2

  La música es de Jaume Balius i Vila (1750-1822), sacerdote, maestro de capilla de la catedral de Girona, músico de éxito, gran trabajador, ordenado y generoso. Dejó más de novecientas partituras.

  La música culta de la ciudad gerundense dependía prácticamente del maestro de capilla de la Catedral, ya que era el único que disponía de recursos artísticos y económicos con que ofrecer música de calidad. Componía para los actos litúrgicos de la Catedral, pero también recibía encargos tanto del municipio como de los conventos de la ciudad, del ejército y de particulares. La ciudad tenía un cierto nivel musical, pues además de los veintiún miembros de la Capilla de Música, que con frecuencia podían tocar más de un instrumento, estaban los niños de coro, y algunos conventos tenían también sus propios intérpretes.

  El clasicismo musical de la escuela de Viena está muy bien representado en el oratorio en cuestión, pues Balius es un compositor cercano a Haydn en su estilo. "El maestro crea melodías atractivas elaborándolas según los modelos vieneses e introduciéndolas dentro de una base armónica y rítmica ligera, lejos de los recursos contrapuntísticos, resultando unas composiciones que pueden seguirse con facilidad y que resultan agradables de oír. Presenta sus temas musicales tanto con los violines como con los oboes, sus protagonistas instrumentales, junto con las voces. Todos ellos dialogan entre sí teniendo las voces solistas un papel muy destacado, con una dificultad sorprendente para una capital secundaria como Girona, donde el belcanto no era desconocido. La tradición impedía la presencia de voces femeninas en el canto sagrado y dadas las dificultades técnicas que soportan las voces en esta obra, singularmente la soprano, no es ocioso preguntarse si en el estreno de esta obra dicha voz la interpretó un castrado o bien un falsetista" (Jaume Pinyol Balasch).

  Este Oratorio, inventariado por Jaume Pinyol Balasch, se conserva en el Archivo Capitular de la Catedral de Girona. Lo estrenó brillantemente la orquesta de Música Antiga de Girona con dirección de Josep Vila Casañas y se registró en vivo en el Auditori de Girona el pasado 8 de octubre de 2016. Los dominicos son los mejores representados en el mencionado Archivo con varias piezas musicales, ya sea para el Convento ya sea para la Cofradía del Cíngulo de Santo Tomás, conservándose otro extenso Oratorio, encargado seguramente por el Prior en 1784.

 

Contacto: magirona@ya.com
www.magirona.org (2 CD con libreto, con la letra e introducción de Jaume Pinyol Balasch)