Noticia

La familia dominicana de Madrid se reúne en O-Lumen

24 de diciembre de 2018

Una vez más, el día 22 de diciembre, la Familia Dominica de Madrid, se reunió en el O- Lumen, “espacio para las artes y la palabra”, para celebrar el advenimiento de la Navidad, fiesta de alegría y encuentro con la  familia, dentro del Año Joven Dominicano que se celebra.

La Hna. Marcela Zamora, dio la bienvenida  y aprovechó la oportunidad  para agradecer el apoyo, cercanía y fraternidad a Dios y a toda la FD por el año que le  ha tocado servir en el Secretariado.

Expresaba que la  Familia de Dominicana de España, sigue  teniendo  grandes desafíos para el futuro y necesita mantener vivo el entusiasmo y las fuertes convicciones de la Predicación, porque existe una humanidad  feliz y por otro lado una humanidad doliente; humanidad que está en éxodo y necesita de muchas tierras prometidas que les acoja.

Hizo mención a unas palabras del Papa Francisco:

 “Pidamos al Pequeño Niño de Belén, que su ternura revolucionaria,  nos convenza a sentirnos invitados, a hacernos cargo de la esperanza y de la ternura de nuestros pueblos

Acto seguido se ha tenido  La oración que  fue dirigida por Fray Xabi Gómez y acompañando con la música estuvo la Hna. Teresita (Misioneras de Santo Domingo) y Fray Javier Carvallo, quienes le dieron  un realce de alegría.

Las vísperas  fueron inspirada por la creatividad del espacio de O-Lumen y por las obras del pintor Saborit, para poder contemplar escuchando al mismo tiempo la Palabra de Dios, se invitó a soñar, a preguntarse  por los sueños, por las  esperanzas, por lo que en verdad y en profundidad  se quiere y se espera, por lo qué mueve el corazón, cómo se imagina cada uno el futuro, qué hacer para iluminar lo que esta mal en el mundo, y qué se sueña como Familia de Predicadores.

La oración estuvo enmarcada en 5 sueños, acompañado con sus respectivos textos bíblicos.

  1. El sueño de los orígenes
  2. El sueño de los que cruzan el mar
  3. El sueño de la Justicia y la Paz
  4. El sueño de los predicadores
  5. El sueño de los jóvenes.

Después de cantar O lumen Eclesiae,  se realizó un  GESTO. Aqua sapientia propinasti, Mientras cada miembro de las ramas dominicana, leían un sueño de Santo Domingo y luego iban recogiendo una botella de agua  para cada Comunidad  y Fraternidad. Terminada la oración con el Magnificat Dominicano compartimos un ágape fraterno.