Evangelio del día
Trigésimo primera semana del Tiempo Ordinario - Año Impar

Del día 30 de Octubre al 5 de Noviembre de 2011

No hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen.

Introducción a la semana

Después de explicar cómo Dios ha vuelto a apiadarse del pueblo judío, que había sido marginado transitoriamente a favor de la salvación de los gentiles, Pablo prorrumpe en un himno de alabanza a los designios misteriosos y admirables de ese Dios que nunca se arrepiente de sus dones. Luego, expone la doctrina del cuerpo (místico) de Cristo, subrayando la diversidad y la complementariedad de los distintos dones o carismas que lo constituyen, entre los que destaca siempre el amor, que los resume a todos. Un amor que nos impide juzgar a ningún hermano: sólo Dios es nuestro juez. En los capítulos finales de esta carta a los Romanos, el Apóstol declara una vez más la peculiaridad de su ministerio entre los gentiles y se despide saludando y elogiando a muchos de sus colaboradores, hombres y mujeres, en la tarea evangelizadora.

La predicación de Jesús sigue mostrando las paradojas que caracterizan a los “ciudadanos del reino”: invitan desinteresadamente a quienes no pueden pagarles, acogen en el banquete a todos los marginados, renuncian a todo para ser discípulos del reino que Jesús anuncia, buscan a los perdidos y se alegran de haberlos encontrado, se valen de los bienes de este mundo, relativizándolos, para prepararse a disfrutar de la verdadera vida con Dios, conscientes de que “no se puede servir a Dios y al dinero”.

La solemnidad de Todos los Santos y el día de la Conmemoración de los Difuntos nos recuerdan el misterio de la “comunión de los santos” que confesamos en el Credo: la solidaridad con todos nuestros hermanos en la fe (= santificados por el bautismo). De los que ya están con Dios imitamos su ejemplo y confiamos en su intercesión; y, en favor de los que aún esperan ese encuentro definitivo, ofrecemos nuestra oración y nuestros sufragios.- De san Martín de Porres, el popular dominico peruano “Fray Escoba”, recordamos su santidad amable, vivida en la práctica de los oficios más humildes y en la incansable solicitud por los pobres.- Y de san Carlos Borromeo, arzobispo de Milán, su ingente labor legislativa, administrativa y pastoral en aplicación de las directrices del concilio de Trento.

Fray Emilio García Álvarez

Fray Emilio García Álvarez
Convento de Santo Tomás de Aquino (Sevilla)

Días de la semana

Dom
30
Oct

XXXI Domingo del tiempo ordinario Ciclo A

“No hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen.”
Fr. Aristónico Montero Galán O.P.

Introducción Lecturas Comentario bíblico Pautas para la homilía Infantil

Mar
1
Nov

Todos los Santos

“La alabanza y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y el honor y el poder y la fuerza son de nuestro Dios, por los siglos de los siglos”
Fr. Alejandro López Ribao O.P.

Introducción Lecturas Comentario bíblico Pautas para la homilía Infantil

Sáb
5
Nov

"No podéis servir a Dios y al dinero."
Monasterio Ntra. Sra. de la Piedad - MM. Dominicas