Dom
10
Jun
2018

Homilía X Domingo del tiempo ordinario

Año litúrgico 2017 - 2018 - (Ciclo B)

Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa

Introducción

“Lo esencial es invisible a los ojos,dijo el zorro...”. Posiblemente todos hemos escuchado o leído alguna vez esta frase de El Principito de Antoine de Saint-Exupéry, si no en el mismo libro, en una postal, un cartel o en una presentación de las que se hicieron famosas en la etapa anterior a las redes sociales. “No nos fijamos en lo que se ve, sino en lo que no se ve. Lo que se ve es transitorio; lo que no se ve es eterno”, nos dice hoy la segunda lectura, en una llamada a no quedarnos en los superficial sino ir a lo profundo.

Regresamos al tiempo ordinario, después de la Pascua y las fiestas posteriores, con esta invitación a mirar de nuevo nuestra cotidianidad, la realidad más cercana, la vida de cada día y, especialmente nuestra propia naturaleza, que, aunque mortal y por tanto débil, es de Dios, llamada a ser, cada vez, más humana y más divina.