Jue
13
May
2010

Evangelio del día

Sexta semana de pascua

Vuestra tristeza se convertirá en alegría.

Primera lectura

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 18, 1-8

En aquellos días, Pablo dejó Atenas y se fue a Corinto. Allí encontró a un tal Aquila, judío natural del Ponto, y a su mujer Priscila; habían llegado hacía poco de Italia, porque Claudio había decretado que todos los judíos abandonasen Roma. Se juntó con ellos y, como ejercía el mismo oficio, se quedó a trabajar en su casa; eran tejedores de lona. Todos los sábados discutía en la sinagoga, esforzándose por convencer a judíos y griegos. Cuando Silas y Timoteo bajaron de Macedonia, Pablo se dedicó enteramente a predicar, sosteniendo ante los judíos que Jesús es el Mesías. Como ellos se oponían y respondían con insultos, Pablo se sacudió la ropa y les dijo: - «Vosotros sois responsables de lo que os ocurra, yo no tengo culpa. En adelante me voy con los gentiles.» Se marcho de allí y se fue a casa de Ticio justo, hombre temeroso de Dios, que vivía al lado de la sinagoga. Crispo, el jefe de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su familia; también otros muchos corintios que escuchaban creían y se bautizaban.

Salmo

Sal 97, 1-2ab. 2cd-3ab. 3cd-4 R. El Señor revela a las naciones su victoria.

Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas:
su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo. R.

El Señor da a conocer su victoria,
revela a las naciones su justicia:
se acordó de su misericordia y su fidelidad
en favor de la casa de Israel. R.

Los confines de la tierra han contemplado
la victoria de nuestro Dios.
Aclama al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad. R.

Evangelio del día

Lectura del santo evangelio según san Juan 16,16-20

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: - «Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver.» Comentaron entonces algunos discípulos: - «¿Qué significa eso de "dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver", y eso de "me voy con el Padre"?» Y se preguntaban: - «¿Qué significa ese "poco";? No entendemos lo que dice.» Comprendió Jesús que querían preguntarle y les dijo: - «¿Estáis discutiendo de eso que os he dicho: "Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver"? Pues sí, os aseguro que lloraréis y os lamentaréis vosotros, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría.»

Reflexión del Evangelio de hoy

  • “Trabajaba y discutía en las sinagogas”

La lectura de hoy, nos presenta nuevamente a Pablo, del cual podemos aprender varias enseñanzas: Hoy que se habla tanto de itinerancia, vemos a Pablo, que no para en su labor apostólica, pasando de ciudad en ciudad y a distintas naciones para anunciar la Buena Nueva del Evangelio.

Esto no le exoneraba del trabajo, lo hacía para ganar el pan de cada día y con razón podía decir que no era gravoso a nadie.

Como buen judío, amaba a su pueblo, por eso su predicación comenzaba en las sinagogas, demostrando como, en Jesús se cumplían las Escrituras, unos lo aceptaban, otros lo rechazaban insultándole. A pesar de ello, no perdía el entusiasmo. “Hay de mi si no evangelizara”, y como la salvación de Cristo es para todos iba a los gentiles, sin dejar el trabajo de las sinagogas, para hacer a todos discípulos de Cristo.

Buen ejemplo para nosotros aprendamos: la itinerancia no solo de lugar sino saliendo de nosotros mismos. Trabajemos para no ser gravosos a los otros,. Amemos, a los de cerca y a los de lejos. Anunciemos la Palabra con entusiasmo, aunque no nos escuchen , nos toca sembrar, el fruto lo dará Dios

  •  “Vuestra tristeza se convertirá en alegría”

En algunos lugares, hoy se celebra la fiesta de la Ascensión. Jesús se va al Padre, pero antes se lo comunica a los suyos: “Dentro de poco ya no me veréis, pero poco después me volveréis a ver”.

na vez más, los apóstoles no entienden lo que Jesús les dice: que es el camino, para llegar al Padre ”yo soy el camino la vedad y la vida, nadie va al Padre sino por mi. Camino único para llegar al Padre, Verdad: si me habéis conocido a mi conoceréis también al Padre. Vida: esta es la vida eterna, que te conozcan a ti único Dios verdadero y al que enviaste Jesucristo.
Nuestro peregrinar debe ser por el único camino: Cristo, él nos lleva al encuentro con el Padre. En estos días de Pascua nos hemos encontrado con Cristo resucitado y hemos escuchado su promesa: de que resucitaremos con Él.

Trabajemos incansablemente para llegar al encuentro definitivo, no nos distraigamos de nuestra meta y pidamos que Cristo sea reconocido por todos como el único Camino ,Verdad y Vida.y que nuestra tristeza se convierta en gozo.

Que la Stma. Virgen de Fátima, cuya fiesta celebramos hoy, nos guíe a Jesús.