Noticia

Vigilia de Pentecostés en el convento de los dominicos de El Vedat de Torrent (Valencia)

10 de junio de 2019

  El Espíritu Santo fuego inextinguible del Padre, ese fue el hilo conductor de la Vigilia de Pentecostés de los dominicos de El Vedat (Valencia). Unos setenta y cinco fieles se reunieron en la Iglesia conventual para vivir una noche marcada por la novedad y las ganas de compartir vivencias a la luz de los dones del Espíritu.

  Cabe destacar sobre manera la variedad de distintas edades que dieron al encuentro una riqueza inesperada. Después de una acogida entre todos los asistentes en el atrio del templo se pasó a la capilla del sagrario donde cada uno pudo acercarse a recoger su don correspondiente con su explicación. Después de un tiempo de reflexión personal sobre dicho don se reunieron por grupos aquellos que tuvieran el mismo don en el reparto. Posteriormente de este diálogo que, sin lugar dudas fue muy fructífero, se trasladó la celebración al coro conventual.

  En un ambiente creado para la ocasión, con el cirio pascual como referente, se escuchó la Palabra y un representante de cada don expuso a todos las reflexiones de su grupo. Al término de cada exposición se encendía un velón representativo y se alejaba un extintor colocado como símbolo negativo, ya que en muchas ocasiones somos extintores que apagamos o nos apagan el fuego del Espíritu.

  Como colofón tres testimonios de personas que viven en la calle narraron, en primera persona, una realidad que hizo estremecer a todos. Cada uno contagió a los presentes de su esperanza gracias a quienes son capaces de olvidarse de sí mismos y buscar mendigos para intentar devolver dignidad y razones para seguir creyendo en el hombre. La paz fue de esos momentos únicos, porque lo vivido tenía que expresarse y contagiarse.

  Al final, la prueba de fuego, cada uno recibía una camiseta donde se podía leer la palabra «FUEGO» con el compromiso de llevarla puesta en la eucaristía del domingo. Una manera visible de la fuerza del Espíritu para romper nuestros miedos y temores a la hora de manifestar de palabra y obra que somos cristianos. La sensación más repetida entre todos los asistentes se traducía en su rostro de alegría y felicidad. Misión cumplida.

celebracion pentecostes el vedat 2019 2Familia participante en la vigilia con su camiseta alusiva