Noticia

Ordenación sacerdotal de fray Edward Augusto Vélez Aponte O.P.

10 de junio de 2019

  El día 8 de Junio a las 7 de la tarde ha tenido lugar la solemne ceremonia de ordenación presbiteral del dominico fray Edward Augusto VélezAponte, en la Iglesia Conventual de Santiago Apóstol de Pamplona. Participaron en la concelebración 23 sacerdotes, entre ellos destacaron Fr. Diego Orlando Serna Salazar, provincial de la Provincia de San Luis Bertrán de Colombia; Fr. César Orlando Urazán García, vicerrector administrativo de la Universidad Santo Tomás de Colombia; Fr. Jesús Díaz Sariego, prior de la Provincia de Hispania, y su socio Fr. José Luis Ruiz Aznárez. Además de la comunidad de frailes San Valentín de Berrio Ochoa, estuvieron presentes representantes de todas las comunidades de dominicas de Navarra (las Anunciatas de Tudela, las Misioneras de Barañain, las tres casas de la Inmaculada Concepción de Jarauta y las Misioneras de la Sagrada Familia de Villava), los laicos y demás miembros la Familia Dominicana y muchos amigos y allegados a los dominicos de Navarra.

Se acercó a su madre, se puso de rodillas y le pidió su bendición

  Uno de los momentos más íntimos estuvo antes del comienzo de la ceremonia. Habían llegado de Colombia (nación de Fray Edward) familiares cercanos: su señora madre Marina, sus hermanos Juan Carlos y William y su abuelita Marina. Antes de iniciarse la celebración, el Ordenando fray Edward se acercó a su madre, se puso de rodillas y le pidió su bendición. Fue un detalle hermoso que nos habla de la religiosidad colombiana. 

  En la homilía quise resaltar a la patrona de Colombia, Nuestra Señora del Santo Rosario de Chiquinquirá. Para ella iba dirigida la consagración del nuevo sacerdote. Le hablé a Fray Edward del significado profundo de ser elegido sacerdote de la Iglesia, de Colombia y de la Orden Dominicana. Le dije, entre otras cosas mis sentimientos al consagrar a un hermano dominico que vive en mi mismo convento, el de San Valentín de Berrio Ochoa de Villava. Además sentía una viva emoción, ya que era la primera vez en la Iglesia Conventual de los dominicos de Pamplona que tenía lugar una Ordenación Sacerdotal.

  Entre tantos momentos significativos durante la celebración, quiero destacar que en la procesión de ofrendas se hizo la presentación del pueblo de Colombia en unos granos de café y en el cuadro con la imagen de la Virgen de Chiquinquirá, símbolo de una nación creyente, que presentó su madre,  y por supuesto el Pan y el Vino presentado por dos hermanas dominicas. El nuevo sacerdote, colocado a la derecha del Obispo participó en la concelebración con los demás sacerdotes. Fue muy significativo para todos cuando llegó el momento de la consagración, pues fue la primera misa en la que fray Edward consagró el Pan y el Vino junto con los demás concelebrantes.

ordenación sacerdotal Fr. Edward

  Finalmente, quiero destacar las palabras de agradecimiento del nuevo sacerdote, las cuales fueron muy sentidas y a modo de oración recogen el sentido de la vocación sacerdotal dominicana:

«Non nisi te Domine”. Señor, no quiero nada más, sino solo a ti. Me has esperado, porque me amas y te he buscado, porque sólo tú amor le da sentido a mi vida.

Llévame hacia la cruz para que sea un Buen Pastor que de la vida por tu rebaño, inmerso en el misterio de tu Cuerpo y tu Sangre. Que mis manos sean una prolongación de las tuyas; y mi boca el eco de tu Palabra, para que el mundo se sienta amado por ti.

Haz que mi corazón sea el claustro habitado por la Santísima Virgen María, para que Ella, en el susurro de mi conciencia me enseñe a amar esponsalmente a tu Iglesia. 

Envíame tu Espíritu Santo para que así como lo hiciste con Santo Domingo de Guzmán, pueda ser un predicador de la gracia que lleve el corazón de los hombres hacia ti, único rostro verdadero del Padre.

Y al igual que Santo Tomás de Aquino pueda decirte siempre: Señor, no quiero nada más, sino solo a ti —Non nisi te Domine—. Amén.»

Por todo ello, damos gracias a Dios.

Juan José Larrañeta Olleta O.P.