Noticia

Restaurado el cuadro de Santa Teresa en el convento de Santo Tomás de Ávila

22 de julio de 2015

Cuadro Santa Teresa, dominicos Ávila

El cuadro representa el momento en que se le aparecen a Santa Teresa la Virgen y San José y la visten de un manto de mucha blancura y un collar de oro. Con este acto siente que en ese momento le son perdonados todos sus pecados, según narra en el cap. 33 de su “Libro de la Vida”.

El cuadro fue regalado por un prebendado y canónigo de la ciudad de Ávila a los dominicos en el año 1674, habiendo permanecido en esta capilla sobre el altar que se realizó tras la canonización y en homenaje aSanta Teresa. A principios del Siglo XIX, unos frailes dominicos asturianos de regreso a su tierra se la llevan y la depositan en el convento dominico de San Juan Bautista de Corias (Asturias). Hace unos años el cuadro fue trasladado al Convento de Santo Domingo de Caleruega (Burgos) donde permaneció almacenado a la espera de poder ser restaurado. Como había pasado ya mucho tiempo desde su salida de Ávila, se desconocía cuál había sido su historia y el lugar original para el cual había sido realizado. Tras una investigación realizada por los frailes dominicos de Santo Tomás de Ávila, se descubrió que ese cuadro que estaba depositado en Caleruega y que estaba muy deteriorado, se trataba del lienzo que en su día colgó de las paredes de la capilla del Cristo del Convento de Santo Tomás de Ávila. En el mes de octubre de 2014, dos miembros de la empresa ÉDOLO Conservación Restauración SL junto al Vicario en España de la Provincia del Rosario, fr. Pedro Juan Alonso, tras una minuciosa protección de la obra, la trasladan de nuevo al convento abulense de Santo Tomas.

En este convento se han realizado las intervenciones de restauración de la obra que han durado desde el 13 de noviembre (como nos cuenta la representante de la empresa Édolo Conservación Restauración SL, Virtudes Jiménez Torrubia) hasta su inauguración este pasado domingo.

En el acto de inauguración Virtudes Jiménez Torrubia atribuyó la autoría del lienzo, a falta de finalizar el estudio histórico, a Alonso Cano o a algún miembro de su escuela. Se basa en un listado amplio de características que las obras de Alonso Cano presentan y que se repiten en esta obra. A contar entre ellas: diagonales encontradas, espacios que no se limitan al cuadro sino que continúan más allá de él, dinamismo en los pliegues, escorzo, resalta la escena central sobre fondos oscuros, cambios de texturas e intensidades en la aplicación de pintura, etc.

Tras la recuperación del cuadro, éste se ha vuelto a colocar en el lugar que ocupó durante dos siglos hasta su traslado a Corias.

Desde este domingo pasado ya es posible disfrutar de esta hermosa pintura en la Capilla de Santa Teresa del Real Monasterio de Santo Tomás en la ciudad de Ávila.

Santa Teresa, dominicos Ávila

Santa Teresa, dominicos Ávila