Noticia

Carlos J. Romero Mensaque, laico dominico, presenta su libro sobre el Rosario en España

6 de octubre de 2017

  El jueves 5 de octubre se presentó en el convento de Santo Tomás de Sevilla de los dominicos el libro La devoción del Rosario y sus cofradías en España durante la Modernidad, original de Carlos J. Romero Mensaque, presidente de la Fraternidad de Laicos dominicos de Sevilla. Ha sido editado por la Editorial San Esteban de Salamanca.

  Intervinieron en el acto el prior fray Emilio García, fray Vito T. Gómez García, D. Salvador Hernández González y D. José Roda Peña.

  Fray Vito T. Gómez comenzó describiendo los tres grandes capítulos del libro, correspondientes a las tres etapas históricas del Rosario en España: la primera es la fundacional, desde fines del siglo XV al Concilio de Trento, donde la oración es predicada desde los conventos dominicos observantes españoles, constatándose ya las primeras cofradías en ciudades tan distantes como Barcelona, Sevilla, Santiago de Compostela o Burgos. La segunda puede denominarse la de la universalidad en que un acontecimiento clave: la victoria de Lepanto (1571) da paso a la definitiva conformación del rezo y a su difusión en exclusiva por la Orden de Predicadores con las figuras claves del papa dominico San Pío V y el maestro general Serafín Cavalli, fundándose, a instancia de los respectivos ordinarios diocesanos, cofradías del Rosario en todas las parroquias españolas. La tercera, que el autor denomina de la "popularización" se inicia a fines del siglo XVII y donde lo más característico es el fenómeno de los rosarios públicos: el rosario ya no solo es rezado en las iglesias sino que sale a calles y plazas en sendas misiones primero y a iniciativa del propio pueblo fiel después constituyéndose, junto a las cofradías, hermandades diocesanas. Glosó posteriormente el perfil de investigador incansable del autor y su neta vocación dominicana.

Con este libro hay un antes y un después en la historia del Rosario en España

  El profesor D. Salvador Hernández se centró de una manera especial en el itinerario investigativo de Carlos Romero desde sus primeras publicaciones sobre la devoción y sus cofradías en la ciudad de Sevilla, posteriormente la provincia y ahora a toda España, comenzando por muy diversos artículos publicados en revistas científicas como "Arvhivo Dominicano" y ahora presentando este libro en el que se aúnan erudición y síntesis asequible a todo tipo de lectores y donde destaca sobre todo el esfuerzo del autor por recorrer toda la geografía española consultando archivos, bibliotecas y además una labor de campo con múltiples entrevistas y grabaciones de coplas de los rosarios de la aurora. Terminó afirmando que con este libro hay un antes y un después en la historia del Rosario en España, pues ha establecido por vez primera un estado de la cuestión y se sugieren numerosas vías para otras posibles investigaciones.

  Finalmente, D. José Roda glosó el amplísimo álbum gráfico que contiene el libro, destacando la selección muy cuidada de imágenes, pinturas, retablos, grabados, retratos que definen muy bien lo que es el patrimonio del Rosario en España. Se detuvo especialmente en algunas imágenes realmente inéditas y que van a permitir una mejor catalogación de autores hasta ahora poco conocidos y retablos como el que figura en la portada de la iglesia de Santo Domingo de Tuy. Por último, agradeció al autor su dedicación incansable a este tema del Rosario, en el que es sin duda un referente para los investigaciones a nivel nacional.

  Por último, tomó la palabra el autor que, tras agradecer a todos su presencia, se refirió con sentidas palabras a su doble vocación como historiador y como laico dominico, una simbiosis que considera como muy importante para entender en profundidad la historia del Rosario, no solo a partir de la documentación de los archivos, sino también de la espiritualidad que subyace en tantos y tantos frailes, monjas y laicos de la Orden que, desde el siglo XV, han predicado y rezado el rosario y como esta oración ha sido importante sostén de su fe y compromiso.

  Tras el acto, el autor firmó ejemplares de su obra.