Noticia

Solemne eucaristía en la Catedral, presidida por el obispo de Xuân Lôc, Mons. Joseph Đinh Đức Đạo

  Es sábado. Y en vez de darnos descanso, nos piden que acudamos, tanto por la mañana como por la tarde, media hora antes a la sala capitular. Siempre hay explicaciones para todo. Resulta que esta mañana sólo hemos rezado laudes. La celebración eucarística la hemos tenido a las 17 horas, en la Catedral de Xuân Lôc, presidida por el Obispo, y con el templo repleto de fieles. Una banda de trompetas ha retumbado cuando la gran procesión entraba y salía del templo. Había dos coros, uno que cantaba en vietnamita, y otro en español, compuesto por frailes. Al comienzo de la celebración, el obispo José ha explicado a los fieles qué estábamos haciendo allí los dominicos. Entre otras cosas ha dicho: “La Iglesia vietnamita debe una profunda gratitud a la Orden dominicana. Por tanto, albergar el Capítulo General aquí, dejará una marca memorable en nuestra historia”.

capitulo vietnam 27 julio 2

  La homilía ha corrido a cargo del Maestro de la Orden. Un dominico traducía en vietnamita lo que él decía en inglés, entre otras cosas: “todos debemos aprender a conocer nuestra pobreza, a comprender lo que nos falta, para aprender a mendigar, para poder descubrir nuestra insuficiencia: que necesitamos a Dios y a nuestros hermanos y a otras personas. Es más fácil amar porque decidimos cómo manifestar ese amor; es mas difícil ser amado, recibir amor, porque no tenemos el control, no podemos saber de antemano qué o cómo el otro va a entregar su amor”.

  Al final de la celebración el Obispo auxiliar se ha dirigido al Maestro para agradecer a la Orden su gran papel en la evangelización de Vietnam y le ha ofrecido unos obsequios (les digo la verdad, no sé qué había en los paquetes). Tras la celebración, la gente nos pedía que nos fotografiásemos con ellos. Luego el Obispo titular ha venido a cenar con nosotros y, tras la bendición de la mesa, ha dicho en un castellano muy aceptable que quería seguir escuchando los cantos que en español se han cantado en la eucaristía.

  El resto del día hemos estudiado y aprobado documentos capitulares, concretamente de tres comisiones. El documento de gobierno y familia dominicana ha quedado aprobado sólo en la parte referente a Familia Dominicana. Comienza manifestando la complementariedad entre las diversas ramas de la familia. Dedica unos buenos párrafos al laicado dominicano, al MJD internacional, a las fraternidades sacerdotales y a las monjas, expresando nuestra unidad con ellas y “reconociendo el lugar esencial que ocupan en la Orden”.

capitulo vietnam 27 julio 1

  El segundo documento, al que le hemos dedicado bastante tiempo, y ha quedado prácticamente aprobado, a falta de algunos detalles, ha sido el de la revisión del Libro de las Constituciones. No les aburro con detalles técnicos, a veces un poco pesados. Sólo hago notar que para que una ordenación de un Capítulo General se convierta en constitución debe ser aprobada por tres capítulos generales seguidos. Una de las novedades que, a partir de ahora, podrán convertirse en constitución, será la posibilidad de votar no sólo por correo, sino por medios telemáticos, garantizando siempre el secreto del voto.

  Finalmente, en la sesión de la tarde, hemos comenzado a estudiar otro documento, el dedicado a “Vocaciones, hermanos cooperadores y formación”. No hemos avanzado mucho. Únicamente se ha aprobado la parte dedicada a vocaciones. Se exhorta a las comunidades a ser hospitalarias con los jóvenes interesados en nuestra forma de vida, y se recuerda a los promotores de vocaciones que deben tener una buena información sobre los candidatos.

  Mañana espero que no haya sesiones de trabajo. Me parece que por la mañana “nos llevan de excursión”. Si ocurre algo interesante, prometo que se lo contaré.

Fr. Martín Gelabert, O.P.