Noticia

Concluye el Congreso de Teología Ecuménica celebrado en Salamanca

12 de junio de 2017
Etiquetas: Estudio / Ecumenismo

  Del 8 al 10 de junio ha tenido lugar en la Universidad Pontificia de Salamanca un Congreso de Teología Ecuménica con motivo de los 500 años de la Reforma. Más de un centenar de congresistas católicos, luteranos, anglicanos, reformados, pentecostales y bautistas de siete países se han reunido para conmemorar los quinientos años de la Reforma de Lutero y los 50 años del diálogo oficial católico-luterano. El Secretario del Pontificio Consejo para la promoción de la Unidad de los Cristianos, el Secretario de la Federación Luterana Mundial, representantes de la Federación de Entidades Evangélicas de España y de la Asociación Ecuménica Internacional se han hecho presentes en el Congreso. Han participado las entidades gestionadas por dominicos Centro Padre Congar y las facultades de San Estebande Salamanca y San Vicente Ferrer de Valencia

  El lema Del conflicto a la comunión ha orientado el recorrido del congreso, partiendo de la experiencia histórica de división, valorando los frutos alcanzados en este diálogo, y finalmente proyectando el camino que nos queda por recorrer. Se ha tomado conciencia de que no podemos cambiar el pasado, pero sí la forma de recordarlo y el modo en que nos afecta hoy. Se han dejado de lado clichés simplistas sobre Lutero, acuñados durante siglos de polémica. Y se ha buscado presentar la teología del Reformar en diálogo con la teología católica. Unas de las ponencias teológicas ha corrido a cargo del Catedrático de la Facultad de Teología de Valencia, el dominico fray Martín Gelabert Ballester O.P.. Su ponencia: “Juntos confesamos que Dios nos justifica” ha sido para muchos de los asistentes una de las mejores las intervenciones.

  El profesor explicó la doctrina de la Justificación, aludiendo a la descripción formulada por Lutero "Simul justu et peccator", según la cual "el creyente se presenta como una persona que existe delante de Dios como justo y pecador al mismo tiempo".

   Gelabert Ballester expresó que "a partir de las claves individualistas de la doctrinas clásicas sobre la Justificación, deban completarse con la clave histórico-liberadora. Se abre un camino de liberación progresiva que obliga a corroborar continuamente las libertades conquistadas y a tener en cuenta que hoy la dimensión individual del pecado debe completarse con la dimensión estructural del pecado".

   Fray Martín destacó que "si lo que celebramos es una pelea, no hay nada que celebrar, pero si buscamos comprender las circunstancias históricas y doctrinales que la provocaron para aprender a no repetirla, entonces es bueno recordar el pasado y celebrar los caminos que han conducido a un presente de concordia y colaboración".

   Para Gelabert, "nuestro común testimonio de Cristo puede ser también un signo de unidad de un mundo dividido que busca la paz, pero muchas veces no saben dónde encontrarla. Si los cristianos de unas y otras iglesias ofrecemos signos de encuentro, colaboración, perdón y unidad, contribuiremos a que el reino de Dios sea una realidad cada vez más presente en nuestro mundo (...) Aunque todavía no nos hayamos encontrado del todo, estamos caminando hacia este encuentro, con la esperanza de que nuestros caminos paralelos se junten en el infinito que es Dios".

Congreso de Teología Ecuménica

  El decano de la Facultad de San Esteban, fray Manuel Ángel Martínez Juan O.P. ha estado presente en todos los actos del Congreso. Igualmente, los profesores venidos de Valencia, D. Miguel Navarro y D. Vicente Collado. La organización del Congreso ha corrido a cargo de forma directa de D. Fernando Rodríguez Garrapucho y de D. Andrés Valencia Pérez, profesor de la Facultad de Valencia y responsable del Centro Padre Congar.

  El Congreso ha terminado con una plegaria ecuménica, muy emotiva, co-presidida por Brian Farrell (Obispo-Secretario del Pontificio Consejo para la Unidad de los cristianos) y por Martin Junge (Secretario General de la Federación Luterana Mundial). Monseñor Ricardo Blázquez, presidente de la C.E.E. ha tenido a su cargo la predicación. El Vice-presidente de la C.E.E., D. Antonio Cañizares envió un mensaje de saludo al Congreso.