Agenda

Representación de "Las visiones de Hildegard"

20 de octubre de 2019

Etiquetas: Cultura   Madrid

hildegard2

Domingo, 20 octubre 2019 - 20:00

  Entrada libre hasta completar el aforo.

  Contando Hormigas es un grupo de actores y actrices ciegas o con deficiencia visual, con el director Ignacio Calvache especializado en teatro hecho por ciegos. Busca, entre otras cosas, generar colaboraciones y participaciones con artistas sin discapacidad, explorando las relaciones horizontales y los diálogos creativos entre unos y otros. La doble finalidad artística e integradora motiva el desarrollo creativo y personal de todos sus miembros. 

  En esta ocasión, dos actrices invidentes interpretan "Las visiones de Hildegard" materializando dos vertienes internas de la personalidad de la abadesa. Hildegard von Bingen fue una figura esencial en la esfera filosófica, artística y científica del siglo XII, para lo cual tuvo que enfrentar la concepción tradicional de su feminidad y aceptar las consecuencias. Su caracter visionario se ve ahora representado a través de dos mujeres ciegas, como guiño también a relación histórica entre cegera y capacidades extraordinarias de visión interior.

 

Hildegard von Bingen, abadesa alemana del siglo XII es una figura esencial dentro del mundo artístico, filosófico y científico medieval. Fue unamujer excepcional, adelantada a su tiempo.

Las visiones de Hildegard está interpretada por dos actrices ciegas. Ambas son Hildegard, pero cada una refleja una cara de la personalidad de nuestra protagonista. El hecho de la duplicidad de un mismo personaje permite plantear de una manera más rica y clara la lucha interna que vivió Hildegard para romper con el rol femenino tradicional y asumir el liderazgo intelectual, científico y político. Su carácter visionario supuso para la abadesa un fuerte conflicto interno, podía ser fácilmente acusada de bruja, pero a los 42 años decidió hacer público lo que veía y oía, asumió las consecuencias de no callar más y consiguió ser reconocida en su propio tiempo.

El hecho de elegir a dos mujeres ciegas para nuestra obra constituye un valor añadido. El ciego a lo largo de la historia ha sido valorado por sus capacidades para ver más allá, para explicar los misterios y predecir el futuro. Aquí nos interesa destacar el concepto de abrir los ojos interiores para conseguir ver lo invisible. ¿Quién mejor que una persona ciega para encarnar a una visionaria que pretendía profundizar en el ser humano en busca de la armonía espiritual y física?

Hildegard von Bingen, abadesa alemana del siglo XII es una figura esencial dentro del mundo artístico, filosófico y científico medieval. Fue unamujer excepcional, adelantada a su tiempo.

Las visiones de Hildegard está interpretada por dos actrices ciegas. Ambas son Hildegard, pero cada una refleja una cara de la personalidad de nuestra protagonista. El hecho de la duplicidad de un mismo personaje permite plantear de una manera más rica y clara la lucha interna que vivió Hildegard para romper con el rol femenino tradicional y asumir el liderazgo intelectual, científico y político. Su carácter visionario supuso para la abadesa un fuerte conflicto interno, podía ser fácilmente acusada de bruja, pero a los 42 años decidió hacer público lo que veía y oía, asumió las consecuencias de no callar más y consiguió ser reconocida en su propio tiempo.

El hecho de elegir a dos mujeres ciegas para nuestra obra constituye un valor añadido. El ciego a lo largo de la historia ha sido valorado por sus capacidades para ver más allá, para explicar los misterios y predecir el futuro. Aquí nos interesa destacar el concepto de abrir los ojos interiores para conseguir ver lo invisible. ¿Quién mejor que una persona ciega para encarnar a una visionaria que pretendía profundizar en el ser humano en busca de la armonía espiritual y física?

Hildegard von Bingen, abadesa alemana del siglo XII es una figura esencial dentro del mundo artístico, filosófico y científico medieval. Fue unamujer excepcional, adelantada a su tiempo.

Las visiones de Hildegard está interpretada por dos actrices ciegas. Ambas son Hildegard, pero cada una refleja una cara de la personalidad de nuestra protagonista. El hecho de la duplicidad de un mismo personaje permite plantear de una manera más rica y clara la lucha interna que vivió Hildegard para romper con el rol femenino tradicional y asumir el liderazgo intelectual, científico y político. Su carácter visionario supuso para la abadesa un fuerte conflicto interno, podía ser fácilmente acusada de bruja, pero a los 42 años decidió hacer público lo que veía y oía, asumió las consecuencias de no callar más y consiguió ser reconocida en su propio tiempo.

El hecho de elegir a dos mujeres ciegas para nuestra obra constituye un valor añadido. El ciego a lo largo de la historia ha sido valorado por sus capacidades para ver más allá, para explicar los misterios y predecir el futuro. Aquí nos interesa destacar el concepto de abrir los ojos interiores para conseguir ver lo invisible. ¿Quién mejor que una persona ciega para encarnar a una visionaria que pretendía profundizar en el ser humano en busca de la armonía espiritual y física?

Hildegard von Bingen, abadesa alemana del siglo XII es una figura esencial dentro del mundo artístico, filosófico y científico medieval. Fue unamujer excepcional, adelantada a su tiempo.

Las visiones de Hildegard está interpretada por dos actrices ciegas. Ambas son Hildegard, pero cada una refleja una cara de la personalidad de nuestra protagonista. El hecho de la duplicidad de un mismo personaje permite plantear de una manera más rica y clara la lucha interna que vivió Hildegard para romper con el rol femenino tradicional y asumir el liderazgo intelectual, científico y político. Su carácter visionario supuso para la abadesa un fuerte conflicto interno, podía ser fácilmente acusada de bruja, pero a los 42 años decidió hacer público lo que veía y oía, asumió las consecuencias de no callar más y consiguió ser reconocida en su propio tiempo.

El hecho de elegir a dos mujeres ciegas para nuestra obra constituye un valor añadido. El ciego a lo largo de la historia ha sido valorado por sus capacidades para ver más allá, para explicar los misterios y predecir el futuro. Aquí nos interesa destacar el concepto de abrir los ojos interiores para conseguir ver lo invisible. ¿Quién mejor que una persona ciega para encarnar a una visionaria que pretendía profundizar en el ser humano en busca de la armonía espiritual y física?

Hildegard von Bingen, abadesa alemana del siglo XII es una figura esencial dentro del mundo artístico, filosófico y científico medieval. Fue unamujer excepcional, adelantada a su tiempo.

Las visiones de Hildegard está interpretada por dos actrices ciegas. Ambas son Hildegard, pero cada una refleja una cara de la personalidad de nuestra protagonista. El hecho de la duplicidad de un mismo personaje permite plantear de una manera más rica y clara la lucha interna que vivió Hildegard para romper con el rol femenino tradicional y asumir el liderazgo intelectual, científico y político. Su carácter visionario supuso para la abadesa un fuerte conflicto interno, podía ser fácilmente acusada de bruja, pero a los 42 años decidió hacer público lo que veía y oía, asumió las consecuencias de no callar más y consiguió ser reconocida en su propio tiempo.

El hecho de elegir a dos mujeres ciegas para nuestra obra constituye un valor añadido. El ciego a lo largo de la historia ha sido valorado por sus capacidades para ver más allá, para explicar los misterios y predecir el futuro. Aquí nos interesa destacar el concepto de abrir los ojos interiores para conseguir ver lo invisible. ¿Quién mejor que una persona ciega para encarnar a una visionaria que pretendía profundizar en el ser humano en busca de la armonía espiritual y física?

Hildegard von Bingen, abadesa alemana del siglo XII es una figura esencial dentro del mundo artístico, filosófico y científico medieval. Fue unamujer excepcional, adelantada a su tiempo.

Las visiones de Hildegard está interpretada por dos actrices ciegas. Ambas son Hildegard, pero cada una refleja una cara de la personalidad de nuestra protagonista. El hecho de la duplicidad de un mismo personaje permite plantear de una manera más rica y clara la lucha interna que vivió Hildegard para romper con el rol femenino tradicional y asumir el liderazgo intelectual, científico y político. Su carácter visionario supuso para la abadesa un fuerte conflicto interno, podía ser fácilmente acusada de bruja, pero a los 42 años decidió hacer público lo que veía y oía, asumió las consecuencias de no callar más y consiguió ser reconocida en su propio tiempo.

El hecho de elegir a dos mujeres ciegas para nuestra obra constituye un valor añadido. El ciego a lo largo de la historia ha sido valorado por sus capacidades para ver más allá, para explicar los misterios y predecir el futuro. Aquí nos interesa destacar el concepto de abrir los ojos interiores para conseguir ver lo invisible. ¿Quién mejor que una persona ciega para encarnar a una visionaria que pretendía profundizar en el ser humano en busca de la armonía espiritual y físic

Espacio O_Lumen

Dirección: C/ Claudio Coello 141, 28006 Madrid
Teléfono: [+34] 910 66 75 90