Agenda

Presentación del libro sobre la pintura de Kim En Joong (Sevilla)

14 de Febrero de 2019

Etiquetas: Frailes / Bellas Artes

Presentación libro pintura de Kim En Joong Sevilla

Este libro resulta fascinante, a la vez que accesible; un regalo para todo aquel, creyente o no, que sienta sed de profundidad.

En nuestro mundo queremos que todo sea claro, eficaz e instantáneo, un deseo inútil que, además, encierra al ser humano en la apariencia. El arte contemporáneo, como reflejo de las inquietudes y necesidades de la humanidad actual, exige detenimiento, silencio, reflexión, una mirada al interior… Por esta razón, se convierte en una plataforma privilegiada para el encuentro con el Misterio, con un Dios que escapa a toda figuración o concepto.

Esta función es la que hace tan destacable la obra del dominico Kim en Joong, artista internacionalmente reconocido. Estas páginas profundizan, desde una novedosa mirada teológica, en los diferentes elementos que integran su obra: el color, las formas, la luz, la composición… una perspectiva que nos guía hacia la contemplación del Misterio que el pintor nos muestra.

Además de contar con la presencia del autor, fray Félix Hernández, también intervendrán en la presentación del libro el decano fray Luis García Matamoro y el representante internacional de Kim En Joong, Hilary Regan. Se realizará en el convento de Santo Tomás de Sevilla (calle San Vicente, 62).

Además de poder adquirir el libro, también se expondrán y estarán a la venta algunos cuadros pequeños de Kim En Jong.

Félix Hernández OP es un fraile dominico español. Ingresó en la Orden de predicadores en el año 2000, tres realizar estudios de Bellas Artes en las facultades de Sevilla y de la Universidad Politécnica de Valencia. En 2011 obtuvo la licenciatura y el doctorado de Teología en 2016, por la Facultad San Esteban de Salamanca.

Kim En Joong nace en Corea del Sur en 1940. Desde muy temprana edad descubre la pasión por la pintura que ya no le abandonará jamás y que en 1967 le llevará hasta Europa. Ingresa en la Orden de Predicadores (Dominicos) en 1970. Su obra essíntesis de varias civilizaciones, mundos opuestos que él fusiona en una obra que conjuga el arte oriental, el trazo caligráfico y la abstracción; la inquietud impresionista por la luz y muchas otras tendencias.