Recursos


Por qué Hume y Kant se equivocaron al rechazar la teología natural

18 de octubre de 2016
Etiquetas: Filosofía

Por qué Hume y Kant se equivocaron al rechazar la teología natural

Traducción de la Conferencia pronunciada porRichard Swinburneel 5 de mayo de 2012 en la Facultad de Teología de San Esteban (Salamanca) 

Introducción

Le estoy muy agradecido al Dr. Sixto Castro por haber traducido al español mis dos libros La existencia de Diosy Fe y razón y a Miguel Martín-Baró por haber traducido la versión abreviada del primer libro, ¿Hay un Dios? Y también a las editoriales San Esteban y Sígueme por haber asumido el considerable riesgo económico que implica publicar estas traducciones. Todo ello constituye un enorme halago para mí, que agradezco profundamente. La existencia de Dios, de la que ¿Hay un Dios?es una versión reducida y simplificada, es una obra de teología natural. Argumenta a partir de los rasgos más generales del universo: que hay un universo físico, que está gobernado por leyes naturales simples y comprensibles, que estas leyes y las condiciones iniciales del universo son tales como para producir la evolución de los cuerpos humanos, que los seres humanos son conscientes y tienen enormes responsabilidades para consigo mismos y para con los demás, que ocurrieron diversos sucesos históricos particulares, y que millones de seres humanos tienen experiencias religiosas profundas que la existencia de Dios explica mejor. Sostengo que todos estos hechos hacen probable que haya un Dios. En esta conferencia me propongo hacer tres cosas. Primero explicaré muy brevemente la estructura de mi teología natural; luego expondré por qué creo que los argumentos de Hume y Kant, que pretenden mostrar que no puede haber una teología natural viable, no tiene fuerza alguna; y en tercer lugar, consideraré la relevancia de la teología natural para la práctica de la religión. Este último asunto es el tema de mi obra Fe y razón...

Descargar texto