San Francisco Coll i Guitart

San Francisco Coll

  • San Francisco Coll 1812 Nacimiento

    1812 Nacimiento

    Francisco Coll y Guitar nace en Gombrén, municipio de la provincia de Gerona, en mayo de 1812.

  • San Francisco Coll 1831 Ingreso a la Orden

    1831 Ingreso a la Orden

    Luego de haber estudiado en el seminario, siente el llamado de ser parte de la Orden de Predicadores, por lo que ingresa en el convento de Gerona.

  • San Francisco Coll 1835 Exclaustrado

    1835 Exclaustrado

    Siendo diácono, es exclaustrado con su comunidad debido a la primer guerra carlista. 

  • San Francisco Coll 1856 Fundación Hnas Dominicas

    1856 Fundación Hnas Dominicas

    Impulsa la educación de los pueblos, especialmente de la mujer. Funda la Congregación de las Hermanas Dominicas de la Anunciata.

  • San Francisco Coll 1875 Muerte

    1875 Muerte

    La salud de Francisco comienza a declinar debido a un ataque de apoplejía. Muere el 2 de abril. 

  • San Francisco Coll 1979 Beatificación

    1979 Beatificación

    Es beatificado por San Juan Pablo II.

  • San Francisco Coll 2009 Canonización

    2009 Canonización

    Es proclamado santo por Benedicto XVI en la Plaza de san Pedro. 

Francisco Coll i Guitart nació en mayo de 1812. Vivió la exclaustración de los religiosos en 1835. Fundó la congregación de las Dominicas de la Anunciata. Fue apóstol incansable de la educación de la mujer. Murió en 1875.

Síntesis biográfica

  Estamos acostumbrados a planificar la vida como si tuviéramos el poder de prever y controlar el futuro. Sin embargo, con facilidad los acontecimientos irrumpen y cambian nuestros planes. La vida de san Francisco Coll es un ejemplo de ello. Sin embargo, a pesar de las contrariedades nunca abandonó su confianza en Dios. Nació en 1812. A los cuatro años murió su papá. Entró al seminario de Vic, Cataluña, en 1822.

  Tras sentir el llamado de Dios a ingresar a la Orden de Predicadores, ingresó al convento de Gerona e hizo su primera profesión en 1831. Durante sus años de formación se dice que «nada se veía en él de extraordinario, pero llamaba, sí, la atención por hacer tan bien las cosas ordinarias». Recibió el diaconado en 1835 en Barcelona.

  En el contexto de la Primera Guerra Carlista, Francisco Coll fue exclaustrado junto con su comunidad en agosto de 1835. El gobierno prohibió celebrar el sacramento del Orden, sin embargo, logró ordenarse en mayo de 1836. Durante varios años ejerció el ministerio como coadjutor y misionero en varias diócesis de Cataluña. Su fama de predicador creció rápidamente.

  Impresionado por la realidad social y religiosa que observaba, empezó a promover la educación en los pueblos, especialmente en el ámbito de la mujer. Esto lo llevó a fundar la Congregación de Hermanas Dominicas de la Anunciata el 15 de agosto de 1856. La congregación se extendió rápidamente, a pesar de las dificultades.

  En diciembre de 1869 sufrió un ataque de apoplejía. Su salud empezó a declinar. Falleció el 2 de abril de 1875.

¿Qué nos dice hoy?

  Francisco Coll fue unincansable promotor de la educación de la mujer. A pesar de los avances, aun en la actualidad las mujeres continúa siendo víctima de injusticias en muchos sectores de la sociedad. La vida de este dominico nos recuerda el compromiso de los cristianos para alcanzar la equidad y la justicia entre todos los miembros de la sociedad.

Lecturas en Clave dominicana: San Francisco Coll