Noticia

‘Selvas Amazónicas’, pasado y futuro de las misiones en Perú

9 de enero de 2018

  Era el año 1956 cuando fray Francisco Arias González, llevado por su amor a las misiones, funda con muy escasos medios el entonces llamado Secretariado de Misiones “Selvas Amazónicas”. Desde su fundación han sido dos los objetivos perseguidos por esta institución, a saber: ayuda al mantenimiento de las misiones y sensibilizar a la sociedad española sobre la labor misionera.

  En un principio la atención se dirigió a las misiones de Perú, extendiéndose poco a poco a todas las misiones de la antigua provincia de España; pero la atención a Perú, dada la dificultad que encierra el trabajo en los puestos de misión de la selva peruana, ha sido y sigue siendo preferencial. Los pueblos nativos del Bajo Urubamba, del Alto Urubamba, del Madre Dios, y las comunidades de Quillabamba y de Puerto Maldonado, han sido sus beneficiarios. Se construyeron o se mejoraron gracias a Selvas Amazónicas las infraestructuras de los puestos de misión: Iglesias, escuelas, internados, puestos de salud; y una vez construidos se apoyó y financió los proyectos de evangelización, educación, formación humana que son los tres pilares en que los indígenas apoyan la defensa de su dignidad tantas veces machacada por los explotadores de la selva amazónica.

  Entre los proyectos financiados merece especial mención el de “Becas para Estudios Superiores”. Chicas y chicos procedentes de las comunidades alejadas, que estudiaron en los internados de los puestos de misión y querían seguir estudios de grado medio (maestro, enfermería…) o superior (derecho, medicina, informática…), se les ayuda en tanto en su residencia como con sus matrículas. Por lo general, una vez acabados sus estudios retornan a sus comunidades y son elegidos jefes de las mismas.

  Otro de las trabajos más significativos e importantes desarrollados gracias a la financiación del Selvas Amazónicas ha sido facilitar la publicación de los estudios y reflexiones elaborados por los misioneros de enorme riqueza antropológica e histórica. Son volúmenes todos ellos de gran calidad, que junto a las revistas Misiones Dominicanas, Cruzada Misionera y la actual Estudios Amazónicos, no debieran de faltar en las facultades de antropología de las grandes Universidades.

  Pero el tiempo pasa y con él llegan las adaptaciones a las nuevas realidades. Hemos dicho adiós al Vicariato de Santa Rosa de la provincia de España que pasa a integrarse en la provincia dominica deSan Juan Bautista de Perú. Ante esta nueva situación, se mantiene incólume nuestra ayuda a los puestos misioneros del Perú y al Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, presidido por monseñor Fray David Martínez de Aguirre, OP. A todos los misioneros y a Monseñor, desde estas líneas les garantizamos seguir ayudando a la evangelización de esas tierras a las que se entregaron tantos misioneros españoles a los que llevamos en el corazón, y que desde el cielo no dudamos que cuidan de las misiones y de esta institución “Selvas Amazónicas”.

Fr. Francisco Faragó, O.P.
Director de Selvas Amazónicas.