Noticia

II Asamblea General de los laicos dominicos de la provincia de Hispania

24 de abril de 2018

“El reto de los laicos dominicos ha de ser avanzar con creatividad, apoyándose en nuestra tradición dominicana, siendo fieles al pasado pero abiertos al futuro” (Fr. Juan Carlos Cordero, O.P.)

  Estas palabras, pronunciadas por el Asesor religioso de la Fraternidad de laicos dominicos de la provincia de Hispania en su intervención de presentación de la Asamblea general intermedia de la Fraternidad de la provincia de Hispania, pueden servir como resumen de las jornadas de reuniones que se han celebrado en Segovia los pasados días 20 a 22 de abril.

  En el primer día del encuentro, los participantes de la veintena de Fraternidades representadas en esta Asamblea, realizaron una breve presentación para conocerse a nivel personal y para conocer y dar a conocer tanto los principales datos de sus fraternidades como las distintas actividades que desarrollan cada una en sus respectivos ámbitos geográficos de actuación.

Vivir cada día con esperanza y creatividad con la aportación de los valores dominicanos

  Ya, en lo que respecta a la Asamblea propiamente dicha, se inició con la presentación de la misma por parte de Fr. Juan Carlos Cordero, O.P. en la que transmitió el saludo fraterno del Fr. Jesús Diaz Sariego, prior provincial, animando a los participantes a vivir cada día con esperanza y creatividad con la aportación de los valores dominicanos de siempre y que así lo transmitieran a sus respectivas fraternidades. A continuación, el presidente provincial, José Vicente Vila, O.P. presentó su informe preceptivo en el que destacó las visitas realizadas a un gran número de fraternidades, en la mayoría de los casos acompañado del asesor religioso, y de las que destacó la alegría por encontrarse y departir con los miembros de cada fraternidad y el inmejorable ambiente que en la gran mayoría de los casos encontró. Les exhortó a que, en la medida y posibilidades que cada una tenga, colaboren con las distintas ramas de la Familia Dominicana que tengan en sus cercanías. Finalizó el presidente transmitiendo ánimo a todas las fraternidades para continuar con la meritoria labor que llevan a cabo y poniéndose a su total disposición.

  A continuación se presentaron los informes de las distintas delegaciones del Consejo (formación inicial, formación permanente, familia dominicana, tesorería y comunicación), así como de la representante de la Pastoral Juvenil Vocacional de Familia Dominicana, continuando la jornada con la creación de grupos de trabajo en los que se estudiaron los anteriores informes y se comenzaron a debatir y redactar las propuestas a presentar a la Asamblea, concluyéndose dicha jornada con la presentación de las mismas por cada uno de los grupos al pleno, su estudio por el mismo y la definición concreta de las propuestas a aprobar.

  La última jornada se inició con la intervención de Sor Mercedes, monja contemplativa del Monasterio dominico de Santo Domingo el Real, de Segovia, en la que realizó, a través del estudio de los textos con los que cada rama de la Orden se rige, una exposición del espíritu y carisma dominicano de las monjas comparándolo con el espíritu dominicano tanto de los frailes como de los laicos, y sus concreciones prácticas. Tras la exposición, se inició un interesantísimo coloquio en el que Sor Mercedes, dando respuesta a las cuestiones que le fueron planteando muchos de los participantes, aportó numerosos datos históricos y cotidianos de la vida de las monjas contemplativas dominicas en Segovia, presentando también el programa de actividades que se vienen desarrollando con motivo de la conmemoración del octavo centenario de la presencia de Santo Domingo en Segovia.

  Tras el agradecimiento por parte del Presidente, en nombre de todos los asistentes, por las interesantes aportaciones de Sor Mercedes, continuó la Asamblea con la votación y aprobación de las distintas propuestas presentadas.

  Antes de proceder a dar por cerrada la sesión de la Asamblea, José Vicente reiteró su ofrecimiento y puesta a disposición, tanto personal como del resto de miembros del Consejo, a todas las fraternidades, agradeciendo la asistencia a todos los participantes.

  Como colofón de estas jornadas, todos los participantes se trasladaron al Monasterio de Santo Domingo el Real, de Segovia, para celebrar junto con las hermanas contemplativas del mismo una eucaristía que fue presidida por Fr. Juan Carlos Cordero, O.P.

  En un ambiente de verdadero hermanamiento y dando gracias a Santo Domingo por haber sentido su compañía y protección a lo largo de estos días, se comenzó la vuelta a cada uno de sus lugares de origen por parte de todos los asistentes, con el ánimo y deseo de saber transmitir a los demás miembros de las Fraternidades todo lo vivido en esta Asamblea Provincial.

Antonio-Jesús Rodríguez Hernández
Vocal de Comunicación de los laicos dominicos de la provincia de Hispania