Evangelio del día
Quinta Semana del Tiempo Ordinario - Año Par

Del día 5 al 11 de Febrero de 2012

Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios

Introducción a la semana

El libro I de los Reyes nos presta su relato para los testos de la I Lectura de toda esta semana; el rey Salomón será el protagonista de la mayor parte de los días (construcción del templo, gestos de buen gobierno, sabiduría práctica al servicio de la justicia…), para rematar la semana con escenas de la inevitable decadencia al final del reinado salomónico. ¡Y pensar que Yahvé, por boca de los profetas, fue para su pueblo elegido nunca un rey y siempre un buen y solícito pastor!

El evangelio de San Marcos nos mostrará, una vez más, las entrañas de misericordia de Jesús de Nazaret con toda persona afligida por enfermedad y sufrimiento. Y si el lunes nos relata el episodio de las curaciones en Genesaret, el martes y el miércoles, con ocasión de aclarar algunas tradiciones farisaicas en torno a la religión no desaprovecha la ocasión para hablarnos del culto que debe surgir de dentro del corazón; la curación de la hija de la sirofenicia (preciosa pugna creyente) es el argumento evangélico del jueves, seguido de la curación de un sordomudo el viernes y de la segunda multiplicación de los panes en el evangelio del sábado.

Jalonan, además, esta semana la memoria de los protomártires del Extremo Oriente significados en Pablo Miki, así como la de Santa Escolástica, la hermana de San Benito, de quien San Gregorio Magno dijo que pudo más que su hermano porque amó más.

Renovada oportunidad para seguir los pasos del Maestro de Galilea a la vera de la confusión y el dolor de un mundo más que incierto, al que el evangelio ofrece verdad, cercanía amorosa y compasión. Nuestra mejor terapia.

Fr. Jesús Duque O.P.

Fr. Jesús Duque O.P.
Convento de Santo Domingo de Scala-Coeli (Córdoba)

Días de la semana