Evangelio del día
Primera semana del Tiempo Ordinario - Año Par

Del día 12 al 18 de Enero de 2020

Este es mi Hijo amado, en quien me complazco

Días de la semana

Dom
12
Ene

El Bautismo del Señor Ciclo A

“Este es mi Hijo amado, en quien me complazco”
D. Carmelo Lara Ginés O.P.

Introducción Lecturas Comentario bíblico Pautas para la homilía Infantil

Con el bautismo quedamos consagrados y proclamados por el mismo Dios Padre como hijos en el Hijo. Quedando claro que “Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea”.

Lun
13
Ene

"Venid conmigo y os haré pescadores de hombres"
MM. Dominicas

Desde el momento en que ponemos a Cristo como centro de nuestra vida nos convertimos en apóstoles y transmisores del amor de Dios y, por tanto, en nuevos pescadores de hombres.

Mar
14
Ene

"Les enseñaba con autoridad"
Fray Juan José de León Lastra

Jesús se compromete de modo absoluto con el ser humano, con su vida. La ley la respeta, la cumple, pero Él le da plenitud. Nos muestra que la plenitud de la ley es estar al servicio de la vida humana.

Mié
15
Ene

San Francisco Fernández de Capillas

"Todo el mundo te busca"
Fray Alexis González de León O.P.

Jesús no sólo quiere curar, quiere el proceso de salud que te conduce a la curación, y eso lo expresa con sus palabras. Hace profundizar en Dios, crea la necesidad de Dios en tu camino.

Jue
16
Ene

"Si quieres, puedes limpiarme"
Hna. Macu Becerra O.P.

Si de verdad necesitamos algo es imprescindible ser conscientes, saber a quién pedir ayuda y ponernos desde la sencillez en sus manos. Así evitaremos terminar enredados en nuestros problemas.

Vie
17
Ene

San Antonio Abad

"¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo uno, Dios?"
Fray Manuel Santos Sánchez O.P.

Sigamos acudiendo a Jesús, el Hijo de Dios. Es capaz de curar las enfermedades de nuestro cuerpo y de nuestro interior, de nuestro corazón, que nos alejan de nosotros y de los demás.

Sáb
18
Ene

Semana de oración por la unidad de los cristianos

"Se levantó y lo siguió"
D. Luis Maldonado Fernández de Tejada, OP

Hoy tenemos fácil hacer apostolado entre nuestros semejantes. Pero Dios nos llama a las fronteras, a los límites de lo que la sociedad considera aceptable. Debemos fijar nuestra atención en quien verdaderamente lo necesita.