Noticia

El obispo Luis Ángel de las Heras preside por primera vez los actos litúrgicos en la solemnidad de la Virgen del Camino

20 de septiembre de 2021

  El obispo de León, el padre Luis Ángel de las Heras, presidió el miércoles 15 en la Basílica de la Virgen del Camino la eucaristía central de la solemnidad de Nuestra Señora de los Dolores con la que, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Virgen del Camino, toda la Diócesis legionense celebra a la Patrona Principal de la Región Leonesa. Esta ha sido la primera ocasión en la que, desde su llegada a la Diócesis el pasado mes de diciembre, el nuevo obispo don Luis Ángel ha presidido la celebración central de la fiesta mayor de la Virgen del Camino, en una jornada que se completó a las 19,00 horas en la Catedral con la clausura de la novena que en honor a la Virgen del Camino, que se ha venido desarrollando a diario desde el pasado día 13 en el primer templo diocesano por iniciativa de la Hermandad de la Virgen del Camino.

Virgen del Camino, pueblo del camino

  Durante la homilía el Obispo señaló que la Virgen del Camino está en nuestros corazones, “en un lugar importante del corazón. Hace del pueblo de Dios que peregrina en estas tierras, el pueblo del camino. Virgen del Camino, pueblo del camino”.

solemnidad virgen del camino 2021

  Don Luis Ángel continuó dando gracias por los motivos de alegría que podemos encontrar en estos momentos difíciles para el mundo: “Este es el pueblo de dios formado por los discípulos misioneros de Jesús, que caminan juntos. Sabernos pueblo del camino nos ayuda en nuestra peregrinación sujeta a los avatares de la historia, con la meta de la ciudad nueva, la Jerusalén celestial. Como pueblo del camino recorremos sendas de gozo y de dolor. Hoy damos gracias al Señor por los motivos de alegría que tengamos, y ponemos en manos de Ntra. Señora del Camino la acción de gracias de este año, porque a pesar de todo, hay motivos para dar gracias. Aparecen luces en medio de las oscuridades de nuestro mundo y de este momento histórico. De igual modo, confiamos a la Madre de este pueblo del camino los pesares, temores e incertidumbres. Y nos presentamos ante ella con sencillez, necesitados de paciencia, de consuelo, de esperanza y también necesitados da la alegría profunda de vivir, la que necesitamos para continuar el camino en cualquier momento”.

  Esta fiesta “de la reina y madre del pueblo leonés” se consolidó a partir del año 1961, coincidiendo con la dedicación del nuevo santuario, que desde el año 2009, por concesión del Papa Benedicto XVI ostenta el título de Basílica Menor y que ha celebrado su último Año Jubilar en 20011-2012 con motivo del L Aniversario del nuevo templo. Y así, de manera continuada desde ese año 1961 el Ayuntamiento de León y los Ayuntamientos del Voto, Villaturiel y Valdefresno, como herederos de la antigua Hermandad de la Sobarriba, acuden a la eucaristía que se celebra a la hora del Ángelus de cada 15 de septiembre en un oficio religioso que preside el obispo y cuyo ritual del ofertorio acoge la ofrenda de cera y de un ramo de flores que realiza el alcalde de la ciudad de León.